{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

A estas alturas del año, cuando las vacaciones de verano ya caen un poco lejos, apetece hacer alguna escapada, ¿no? Evidentemente, se pueden hacer diversas actividades para desconectar de la rutina, pero como una escapada rural ¡no hay nada! Alejarse, ni que sea sólo un fin de semana del ruido de los coches y sumergirse en un ambiente rural, rodeado de campo o de montaña… ¡No tiene precio!

Reencuéntrate con el campo

Y es que en otoño y en invierno, los paisajes montañosos y rurales están preciosos; nos podemos encontrar con bonitas vistas llenas de colores otoñales o hasta nevadas, todo depende de cuándo y dónde vayamos.

La opción de hacer una escapada rural es perfecta para todos los públicos. Tanto puede ser pasar unos días románticos con la pareja, como un fin de semana con los amigos o unos días de relax con la familia y hasta con los animales de compañía. Y, además, hay ofertas para todos los bolsillos; eso sí, os recomiendo que si os queréis ahorrar un dinerillo, lo busquéis con antelación y, evidentemente, en temporada baja.

Y, ¡no penséis que un fin de semana rural es algo aburrido! De hecho, se pueden hacer muchísimas actividades diferentes. Si hace mucho frío o mal tiempo, se puede pasar el rato jugando a juegos de mesa, leyendo al lado de la chimenea o de alguna ventana con bonitas vistas,… Además, muchas casas rurales ya están equipadas para estos imprevistos, de modo que tienen una sala donde jugar, con juegos de mesa, ping-pong, dardos,…

En el caso de querer salir al exterior, si hace buen tiempo, es momento de ponerse las botas de montaña y empezar a andar por los alrededores, descubrir qué nos rodea… Otra opción es visitar los pueblos cercanos, que en esta época del año huelen a leña quemada y a hierba mojada, ¡qué sensación tan agradable! Además, en muchos de estos pueblos podemos encontrar mercados donde venden productos de la zona, como quesos y embutidos, mermeladas y miel, setas… ¡es muy bonito!

Sácale todo el partido a tu escapada al campo

¡Aun hay más cosas! Normalmente, las casas rurales tienen propaganda de las actividades que se hacen por la zona, como montar a caballo, alquiler de bicis para salir a dar un paseo, deportes de aventura,… Además, si el alojamiento está cerca de alguna pista de esquí, ¡es perfecto para aprovechar para ir a esquiar o practicar snow!

Y, cómo no, ¡aprovechar la barbacoa de la casa para preparar una deliciosa carne o un sabroso pescado a la brasa! Si vais con los amigos, también podéis organizar un concurso de cena gourmet. ¡A ver quién gana!

¿Os apetece hacer una escapada rural? Aquí os dejo este link con información de casas rurales en España.

Poder desconectar unos días en un ambiente totalmente diferente del habitual es fantástico. ¡Deseo que lo disfrutéis muchísimo!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder