{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Quién no ha derramado aceite alguna vez manchando prendas de vestir y mobiliario? A todos nos ha pasado en alguna o varias ocasiones y aunque quitar los restos resulta difícil, hay varios trucos caseros que han funcionado muy bien a lo largo de los años. Os contamos cómo eliminar el aceite de diferentes superficies.

Algodón y lino

Si descubres la mancha de aceita a tiempo y está muy reciente, espolvorea con polvos de talco abundantemente y deja secar durante una hora, como mínimo, o hasta que la prenda esté totalmente seca. Después, cepilla para eliminar los restos de talco y lava la prenda inmediatamente. En caso de que la mancha ya esté seca, lo mejor es ablandarla frotando con un trapo y un poquito de gasolina purificada, esa que se utiliza para rellenar los mecheros. A continuación, lava bien la prenda con detergente de cocina.

Lana, tejidos sintéticos y delicados

Las manchas de aceite sobre tejidos de lana o de piel se eliminan aplicando un poco de benzol. Como son tejidos delicados y no se puede restregar el producto, lo mejor es hacer una ‘muñequilla’ (se envuelve un trozo de trapo de algodón del tamaño de una mandarina en otra tela de algodón y se retuerce hasta apretar el relleno), la empapamos en benzol y la aplicamos sobre la mancha a golpes leves de muñeca, presionando ligeramente en cada uno. Después, se recubre el lugar de la mancha con polvos de talco, para que absorba los restos de suciedad y se deja así hasta su completo secado. Por último, cepillar enérgicamente y ¡listo!.

Seda y cuero

Antes de limpiar el aceite de una prenda de seda, lo primero que hay que hacer es comprobar en la etiqueta que puede lavarse en casa y no requiere limpieza en seco. Si se puede lavar, bastará con ponerla a remojo en un recipiente con agua tibia, jabón líquido especial para prendas delicadas y un chorrito de amoníaco (una cucharada por litro más o menos).

En el caso del cuero, seca la mancha de grasa tan rápido como puedas y después añade polvos de talco generosamente. Deja que el talco actúe durante varias horas. Limpia con un trapo suavemente la prenda, moja con agua y repite la operación. Si la piel se ha quedado algo reseca, pon unas gotas de aceite de ricino en un trapo y frota enérgicamente.

Madera

Si la madera es barnizada, lo normal es que el propio barniz impida que el aceite cale profundo. Si es así, basta con pasar un trapo empapado en agua caliente y amoníaco y enjuagarlo bien. Pero si el barniz está resquebrajado o desgastado y la mancha es profunda, habrá que probar frotando con cuidado con un trapo empapado en gasolina.

Si la madera no está barnizada, se limpia con esencia de trementina, aplicándola con un algodón o con la esquina de un trapo blanco. Hazlo con mucho cuidado y aplicando sólo sobre la mancha. A continuación hay que aplicar una capa de cera incolora para madera, aunque en su origen el mueble no la tuviera, ya que hay que hidratarlo y protegerlo.

Paredes

Siempre que la mancha de aceite caiga en una superficie pintada, ya sea la pared, las puertas, las ventanas.. basta con limpiarlas con agua caliente jabonosa a la que habrá de añadir una cucharada de amoníaco por litro. Pero esta agua con jabón no debemos dejar que se seque en la superficie. Una vez eliminada la mancha conviene pasar lo antes posible un trapo empapado con agua limpia y sin jabón. Si tienes una mancha en una pared de pintura no lavable, lo mejor es colocar encima de la mancha un papel secante o de cebolla y pasar por encima la plancha, sin vapor. Nunca debemos usar polvos de talco, sobre todo si la pared es de color.

Suelos

Si el suelo es de parqué, retiramos con papel de cocina todo el sobrante te aceite que podamos. Después, ponemos un papel de seda sobre la mancha y pasamos por encima la plancha a temperatura media. Repite la operación tantas veces como sea necesario.

Si el suelo es de gres no hay que pasar la fregona directamente, lo mejor es tapar la mancha con una buena capa de lavavajillas, líquido o en polvo. Deja que actúe unos 5 días y retíralo con una bayeta. Para eliminar la grasa del todo se frota con medio limón (o se echa un chorrito en zumo) y se pasa un trapo húmedo.

Con estos sencillos trucos podrás acabar con la manchas de aceite de una forma eficaz y olvidarte de esas terribles sombras y cercos.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.