{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Las infinitas utilidades de los nuevos gadgets tecnológicos nos están convirtiendo en sus esclavos. El uso del móvil, la tableta, el notebook y hasta el ordenador portátil se vuelve abusivo en muchas ocasiones y una molestia para los que nos rodean. Estar pendiente del teléfono, desatender a alguien por contestar una llamada o estar enviando y recibiendo mensajes constantemente es una actitud ofensiva que rompe una regla básica de buen comportamiento: si tienes a alguien cara a cara, debes comunicarte con él.

Respeto y consideración

Son la base del uso racional de estas tecnologías. ¿Por qué no lo ponemos en práctica esta Navidad cuando nos reunamos con amigos y familia? Por ejemplo, para empezar, todo aparato tecnológico debe desaparecer de la mesa. Es una descortesía dar la impresión de que la compañía es secundaria ante las llamadas, whatsapps o juegos.

Se puede llevar encima silenciado, pero tampoco es correcto estar mirando la pantalla cada poco tiempo. No se contestan las llamadas, por supuesto, pero tampoco se anda enviando mensajes (a este respecto, cuando escribamos debemos hacerlo correctamente, sin abreviaturas ni jergas).

Si estamos esperando una llamada urgente, deberemos pedir permiso para dejar el móvil a la vista. Cuando la recibamos pediremos disculpas, nos levantaremos de la mesa y seremos breves. No debemos tener a otra u otras personas pendientes de nosotros.  

5 NORMAS BÁSICAS ¡RESPÉTALAS!

- Apaga el móvil en lugares donde se requiere silencio absoluto: cines, teatros, iglesias, conciertos, conferencias... No es suficiente con silenciarlo y no es correcto contestar aunque hablemos bajo.

- Ponlo en silencio en cafeterías, consultas médicas, ascensores, vagones de metro, tren..., para no molestar. Si necesitamos contestar, que sea de forma breve para no obligar a otros a escuchar algo que no es de su incumbencia.

- No lo coloques sobre la mesa ni en el restaurante ni en casa. Avisa de que la conversación será interrumpida y que la compañía es secundaria frente a la importancia de la llamada. Encendido, pero guardado.

- Discúlpate ante los acompañantes si el móvil suena y resulta imprescindible contestar. Hazlo al coger la llamada, abrevia la conversación lo más posible y, al colgar, reitera las disculpas.

- Si haces una llamada, hay que respetar los horarios. No antes de las 9 ni después de las 22 h. Hay que preguntar si es buen momento para hablar o si llamamos más tarde. Y si el destinatario no contesta, no debemos insistir. Verá la llamada perdida y la devolverá

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.