{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¡Hola a todas! Entrado ya el nuevo año 2013, y terminadas las entrañables fiestas navideñas, sabéis lo que viene ahora, ¿verdad? ¡Las rebajas! Por este motivo, hoy os voy a dar unos cuantos consejos para ir a comprar en las rebajas, ¡leedlo, veréis que merece la pena! 

Tener en cuenta unos cuantos consejos básicos para ir a comprar en las rebajas es fundamental para evitar las compras compulsivas y no gastar más de la cuenta, pero además, ¡encontrar aquello que realmente nos irá bien tener! Así que, para sacarle el máximo partido a la temporada de descuentos y no terminar tirando el dinero, deberíamos fijarnos en:

  1. Análisis de nuestro armario: en primer lugar, tenemos que echar un vistazo al armario. Y es que, para comprar de forma inteligente, tenemos que empezar considerando las piezas que no tenemos o las que nos faltan para complementar un conjunto, y aquellas que ya tenemos, pero que hay que renovar, buscando una prenda similar.
  2. Hacer una lista de necesidades: en ella anotaremos las conclusiones del análisis del armario. Os recomiendo que la llevéis encima el día que vayáis de rebajas y procuréis no saliros demasiado de la lista.
  3. ¿Con quién iremos?: también tenemos que plantearnos si queremos ir solos o acompañados de rebajas. En el caso de querer ir con alguien, hay que elegir a la persona adecuada: que sea objetiva, que no nos incite a la compra, que tenga paciencia y que sea sincera.
  4. Fijar presupuesto: para salir de rebajas hay que definir cuánto dinero pretendemos gastar; lógicamente, el presupuesto tiene que estar concorde con nuestros ingresos y nuestra disponibilidad para invertir en ropa, ¿verdad?
  5. Comprar piezas básicas para hacer un buen fondo de armario: las rebajas son un buen momento para buscar prendas básicas, aquellas que no pasan nunca de moda y que denominamos fondos de armario: abrigo negro, camisa blanca, vaqueros, vestido negro, pantalones de vestir negros, etc.
  6. Acertar con la talla: a veces caemos en el error de comprar algo que nos queda demasiado justo pensando en el peso que perderemos o bien más grande pensando que ya lo arreglaremos, ¡evitadlo!
  7. Pensar, luego comprar: es totalmente recomendable apostar por piezas “rentables” y evitar comprar piezas sueltas que luego no nos combinan con nada. Los expertos dicen que, para saber si una pieza de ropa es rentable, hay que poder combinarla con, al menos, tres partes de abajo o de arriba que ya tengamos en el armario. Así que, si salen tres combinaciones posibles, ¡comprémoslo!
  8. Rebajas online: en las rebajas de verano pasadas ya vimos la comodidad de no tener que hacer colas y poder comprar cómodamente desde casa gracias a las webs outlet u otras páginas webs de prendas que nos ofrezcan rebajas.
  9. Probar: probarse la pieza antes de decidir es indispensable, a pesar de que haya mucha gente en el probador o tengamos poco tiempo. Aunque sea barato o pensemos que es una auténtica ganga, si no nos favorece o no nos sienta bien, no sirve de nada. ¡Hay que probar qué tal nos queda!
  10. Comprobar la calidad: recomendamos prestar atención a los pequeños detalles para ver la calidad de la prenda antes de comprarla: botones, corte de los estampados, forro, cremalleras, abalorios y demás adornos, pedrerías o bordados, etc.

¡Cuanta información! Espero que os sea de utilidad para ir de rebajas. Y recordad que también en otras ocasiones hemos visto cómo renovar tu armario a bajo coste y otros consejos para comprar con criterio durante las rebajas. Y, si queréis leer más información al respecto, os dejo una página web de técnicos profesionales en Asesoría de Imagen y Estilismo.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.