{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

¿Tienes por casa una pantalla de lámpara que no uses o se te haya ensuciado? Pues no la tires porque te enseñamos un truco muy sencillo para que puedas reciclarla y convertirla en uno de los objetos más atractivos de tu casa.

Vamos a utilizar botones, así que es importante que sean originales y bonitos. Busca en el costurero y seguro que te sorprendes de los botones que encuentres. En caso contrario, acércate hasta una mercería y hazte con un buen número de ellos. Pueden ser de todos los tamaños y materiales, como plástico o tela.

Además, necesitaremos una pistola de silicona, ya que es un tipo de pegamento termofusible, que se derrite en la pistola caliente y que resiste perfectamente las altas temperaturas. Seca con mucha rapidez, así que hay que actuar con celeridad. Si vas a comprar una de estas pistolas de pegamento, asegúrate de que son de baja temperatura, ya que son las que se utilizan para colocar encajes en la ropa y hacer manualidades en general.

Tuneando tu propia lámpara conseguirás que no haya dos iguales. ¡Ideal para regalar!

¿Cómo se prepara?