{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El corazón es un potente motor alojado, al contrario de lo que solemos pensar, en la parte central del tórax, entre los dos pulmones. Si lo imaginásemos con forma de “cono”, la punta de este músculo, como podríamos llamarla, está dirigida hacia el costado izquierdo, por eso sentimos los latidos más claros en esta parte de nuestro pecho. La función principal del corazón es bombear sangre a todo nuestro organismo para transportar así el oxígeno y los nutrientes que nuestras células necesitan. Ahora que ya conocemos algunas curiosidades sobre él, ¡es hora de centrarnos en su anatomía! ¿Qué partes lo forman y para qué sirven?

Anatomía del corazón

El corazón no podría cumplir su función sin las venas ni las arterias. A través de ellas se distribuye a las células el oxígeno y las sustancias que proporcionan energía a nuestro cuerpo, como el azúcar y las proteínas, que están presentes en nuestra sangre. Las venas y arterias que forman nuestro corazón son:

Venas del corazón

  • Vena Cava Superior
  • Vena Cava Interior
  • Venas Pulmonares

Arterias del corazón

  • Arterias coronarias
  • Arteria Pulmonar
  • Arteria Aorta

El corazón, además, está dividido en dos partes separadas por un tabique. En cada parte se sitúan los ventrículos y las aurículas.

¿Cómo funciona el corazón?

A continuación veremos cuál es el recorrido de la sangre y qué función cumple cada parte de nuestro corazón:

El corazón, gracias a su acción impulsora, proporciona la fuerza necesaria para que la sangre circule adecuadamente por cada parte de su anatomía. En cada latido, el corazón bombea una determinada cantidad de sangre que se dirige primero hacia la arteria más gruesa: la arteria aorta.

La sangre se distribuye por las diferentes ramificaciones de la arteria aorta y llega a nuestro organismo. Cuando ha proporcionado el oxígeno y los nutrientes a nuestras células, las venas se encargan entonces de devolver la sangre nuevamente al corazón, la cual entra a través de la aurícula derecha.

Desde esta aurícula, la sangre pasa (a través de una válvula llamada tricúspide), al ventrículo derecho y de aquí, a la arteria pulmonar para dirigirse a los pulmones, donde cogerá el oxígeno que tomamos cada vez que respiramos.

Ahora que la sangre ha vuelto a cargarse de oxígeno, ésta regresa al corazón a través de las venas pulmonares para llegar concretamente a la aurícula izquierda. Desde este punto y pasando por una válvula llamada mitral, la sangre llega al ventrículo izquierdo, el punto de partida, que es el principal encargado de impulsarla al resto del cuerpo a través, como hemos dicho antes, de la arteria aorta.

Como ves, se trata de un proceso circular en el que la sangre sale de nuestro corazón, distribuye oxígeno y nutrientes, se recarga nuevamente de los mismos y vuelve a empezar de nuevo. Estas sustancias llegan a la sangre a través de las arterias coronarias, que recorren la superficie externa del corazón formando una especie de corona (de ahí su nombre). De ellas parten las ramas que hacen que la sangre pueda llegar a todo el músculo cardíaco.

Algunas curiosidades sobre la anatomía del corazón

Ya te hemos revelado antes la verdadera ubicación del corazón pero, ¿sabías que…?

  • El corazón es capaz de latir entre 50 y 100  veces por minuto.
  • El volumen de sangre que impulsa el corazón en reposo es de aproximadamente cinco litros por minuto.
  •  Durante la realización de ejercicio físico y con el aumento del número de latidos, estos cinco litros pasan a convertirse incluso en 20… ¡y el corazón los bombea en tan solo un minuto!
  • El tamaño aproximado del corazón se corresponde con el de un puño.
  • El corazón puede llegar a latir unos dos mil millones de veces en toda nuestra vida.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.