{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La vitamina D nos ayuda al funcionamiento normal  nuestro sistema inmunitario. La Vitamina D recibe también el nombre de vitamina antirraquítica,. La vitamina D regula la abosrción y utilización normal del calcio por los huesos.

¿Cómo adquirimos la vitamina D?

Adquirimos la vitamina D fundamentalmente a través de dos vías. Como probablemente ya sepas, una de las fuentes naturales que nos aportan vitamina D se encuentra en los rayos del sol, que favorecen su síntesis en nuestra piel. Pero existe otra manera de obtener vitamina D: a través de los alimentos.

¿Dónde podemos encontrar vitamina D?

Bagre o pez gato

El Bagre (también llamado pez gato) es el alimento que más vitamina D contiene. Además, sus niveles de mercurio son muy bajos, lo que lo convierte en un pescado óptimo para su consumo habitual.

Pescado azul

Dentro de esta categoría se incluye el salmón, la caballa, las sardinas, las anchoas, el caviar o el atún. Además de ser alimentos ricos en vitamina D, todos estos pescados contienen ácidos grasos omega 3, que contribuyen a mantener los niveles normales de colesterol. Se pueden comer tanto en conserva como enlatados, puesto que mantienen bien sus propiedades de ambas formas.

Aceite de hígado de bacalao

Aunque no suene muy apetecible, el aceite de hígado de bacalao es una de las fuentes más ricas tanto en vitamina D como en ácidos grasos omega 3. Aunque su olor y sabor suele variar, por lo general no suele ser agradable, por eso es preferible tomarlo como suplemento alimenticio en cápsulas.

Huevos

A veces tendemos a rechazar la yema de huevo por ser la parte más calórica, sin embargo también es una fuente natural en la que podemos encontrar vitamina D. La mejor manera de tomarlos es cociéndolos puesto que, además de ser más saludables, conservan mejor sus propiedades nutritivas.

Hígado de ternera

El hígado tiene un valor nutricional similar al de las carnes magras. Además de ser rico en hierro y proteínas, también contiene vitamina D. Sin embargo no debemos abusar de su consumo puesto que también contiene altos niveles de colesterol.

Mantequilla

Aquí tienes una razón más para incorporar en tu desayuno dos buenas tostadas con mantequilla. Y es que este producto contiene vitamina D, A, E y K, todas ellas liposolubles.

Mariscos y moluscos

En especial las ostras, los langostinos y los mejillones. Todos ellos son también una fuente natural de esta vitamina.

Un menú rico en vitamina D

Ahora que ya conoces todos estos alimentos te vamos a dar una idea de cómo combinarlos. Te proponemos un menú delicioso compuesto por pescado azul y yema de huevo: el tartar de salmón, un plato rico en vitamina D. ¡Apunta la receta!

Ingredientes para preparar tartar de salmón:

  • 150 gr de salmón ahumado
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 huevo cocido
  • Media cebolla
  • Un tomate pequeño
  • El zumo de dos limones
  • 2 ramitas de eneldo picadas

Una vez que nos hemos asegurado de que los filetes de salmón están bien limpios, los cortamos en trozos muy pequeñitos. Hacemos lo mismo con el tomate, la cebolla y la yema del huevo cocido, la cual podemos desmenuzar con un rayador. Mezclamos todos los ingredientes en un bol y los reservamos en el frigorífico.

Para hacer el aliño de nuestro tartar mezclamos el aceite con el zumo de limón, el eneldo y, si queremos, una pizca de sal y pimienta. Con la ayuda de un aro para emplatar, disponemos los ingredientes cortados y añadimos el aliño por encima. ¡Bon appétit

Nuestros consejos: si quieres potenciar el sabor del tartar, puedes optar por añadir medio aguacate picado a los ingredientes y un chorrito de soja al aliño.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.