{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La forma habitual en la que establecemos si nuestro peso es el adecuado suele hacerse a través de nuestro Índice de Masa Corporal (IMC), que se establece en función de nuestra altura y peso. Pero antes de nada, debemos saber que nuestro peso ideal depende mucho de otros factores como el sexo, la edad, la existencia o no de hijos, la herencia genética o el modo de vida.

No sólo somos lo que comemos, somos lo que nos movemos. Recientes estudios demuestran que poco a poco ingerimos menos calorías, sin embargo crecen las tasas de obesidad. ¿La explicación? Cada vez somos más sedentarios.

Cuánta calorías consumimos

Los españoles ingerimos 300 calorías al día menos que hace veinte años, pero también gastamos 800 calorías menos. Son los cálculos elaborados en las Guías Alimentarias, estilos de vida saludables y promoción de la salud de la Universidad Complutense de Madrid.

Hay dos conceptos en los que suspendemos: la actividad física y el balance energético. Si no gastamos más calorías de las que consumimos, irremediablemente engordaremos. Hay que escuchar a nuestro cuerpo, comer cuando tengamos hambre, no por impulsos psicológicos, y, sobre todo, saber parar cuando estemos saciados, algo que suele ocurrir mucho antes de que dejemos de comer.

Tampoco debemos olvidarnos de la hidratación. Nuestro organismo no almacena agua, por lo que la cantidad que perdemos debe restituirse de forma periódica y rutinaria. Una deficiente hidratación puede afectar al rendimiento físico y al intelectual.

Además, cada vez más estudios alertan en torno al famoso IMC, aconsejando no seguirlo al pie de la letra. El motivo es que se ha detectado un aumento de la obesidad abdominal incluso entre personas con un IMC normal. Para las mujeres, se considera obesidad cuando la circunferencia de la cintura supera los 88 centímetros y para los hombres los 102. En los últimos años, las cinturas han ido aumentando una media de 0,37% cada año para las mujeres y en un 0,27% en los hombres. Y eso pese a que hacemos mucho más ejercicio que antes. Según la Universidad de Stanford, si en 1994 un 19% de las mujeres adultas confesaban no realizar ninguna actividad física, ese porcentaje se ha disparado a más de un 51% en 2012.

Peso óptimo

Pésate y determina tu IMC. Proponte un ‘peso meta’ dentro de los rangos saludables (un IMC entre 18,5 y 25). No te propongas pesar menos porque no es sano y te frustrarás, dejarás la dieta por el gran esfuerzo que supone y ni siquiera perderás los kilos que sí necesitas eliminar. Para calcular tu IMC: calculoimc.com.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.