{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Estáis preparados? Hoy vamos a presentaros seis batidos energéticos muy fáciles de hacer, para que carguéis las pilas durante la primavera y manteneros en forma hasta el verano. Ahora es la época en que se empiezan a saborear los deliciosos batidos, licuados, “smoothies” y zumos que tantas sonrisas dibujan entre pequeños y mayores. Ahora bien, ¿sabéis cuál es la diferencia entre estos tipos de bebidas? Vamos a verla.

Los licuados, se diferencian de los batidos principalmente por tener como único ingrediente frutas y/o verduras que se preparan directamente con una licuadora; en cambio, los batidos se hacen con fruta, sirope o helado al que se les añade leche o yogur, entre otros ingredientes. Por otro lado, están los “smoothies”, hechos a base de algún componente congelado, ya sea yogur, hielo o frutas y, ocasionalmente, leche. Estas bebidas, además de refrescarnos son una gran fuente de vitaminas que nos aportará a todos una gran vitalidad.

Seis batidos energéticos

Poned en marcha la licuadora, la batidora y ¡vamos a ello!:

  • Batido de fresa y mango: es una bebida muy suave y refrescante. Por su alto contenido en betacarotenos, es ideal para conseguir una piel con buen aspecto y prepararla para verano.
  • Batido de kiwi, queso fresco y pistachos con cobertura de miel: mezclamos el kiwi pelado y troceado con el queso fresco, consiguiendo una mezcla homogénea. Por otra parte, troceamos los pistachos y los salteamos en una sartén hasta dorarlos. En la misma sartén añadimos la miel y mezclamos hasta que queden bien unidos. Añadir los pistachos con miel en la mezcla, ofrece al batido un contraste de textura y sabor. ¿Os atrevéis a probarlo?
  • Batido de sandía a la hierba buena: pelamos la sandía y la troceamos en un vaso de batidora. Agregamos el yogur y unas hojas de menta, y batimos hasta conseguir una textura cremosa. En el vaso donde vayamos a servir el batido, troceamos un poco de sandía natural y le añadimos el batido. Podemos decorarlo con un toque aromático de hierbabuena para que presente mayor colorido.
  • Batido de cereza con yogur: mezclamos las cerezas troceadas –y deshuesadas- con leche y yogur natural; trituramos con la batidora hasta conseguir una textura cremosa. Añadimos unos copos de avena y decoramos el vaso con miel para darle un toque dulzón que encajará perfectamente con esta mezcla de ingredientes.
  • Batido de manzana, piña, mango, papaya y bebida de avena: batimos todos los ingredientes previamente lavados, pelados y cortados; y poco a poco vamos añadiendo la bebida vegetal. Lo mezclamos hasta conseguir una textura homogénea y ¡lista para tomar! Además de aportarnos energía, es un batido suave muy recomendable.
  • Batido bicolor de naranja, zanahoria, fresas y yogur: licuamos la naranja y la zanahoria. Por otro lado, batimos las fresas con el yogur y disponemos los ingredientes de la siguiente manera: en la base servimos la mezcla de naranja con zanahoria y echamos por encima el batido de fresas. Para darle un toque más especial podemos añadirle pepitas de chocolate, que le darán un sabor más dulzón. Espero que disfrutéis de estas propuestas tan ricas y saludables. Los batidos, como ya explicamos en artículos anteriores, son rápidos, facilísimos de preparar y ayudan a mantener nuestro organismo y nuestra mente activa. Además… ¡están riquísimos!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.