{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Una tendencia alimentaria parece estar atrayendo un interés especial: los alimentos fermentados. Desde el kéfir y el chucrut hasta el kimchi y la kombucha, la creciente popularidad de estos productos fermentados parece no tener límites. Pero, ¿cuál es exactamente el secreto de estos alimentos?

Analicemos en qué consisten los alimentos fermentados y de qué manera pueden ser beneficiosos tanto para el cuerpo como para la mente. También le mostraremos una manera sencilla de elaborar sus propios alimentos fermentados en casa con el sabroso ejemplo del yogur.

Alimentos fermentados: productos derivados de un proceso natural

Como su nombre indica, los «alimentos fermentados» son aquellos que han experimentado un proceso de fermentación (como la fermentación del ácido láctico, por ejemplo). Durante este proceso natural, utilizado en todo el mundo durante miles de años1, se añaden microorganismos como bacterias, mohos o levaduras al producto.

Conforme los cultivos vivos se multiplican, el alimento se transforma en algo bastante diferente. El proceso puede aplicarse a la leche, la fruta, las verduras, la soja, el zumo de uva e incluso a granos de café u hojas de té.

Alimentos fermentados: transformación de texturas

Los diferentes tipos de leche fermentada y yogures son quizá los ejemplos más destacables de cómo un ingrediente sencillo puede transformarse mediante la fermentación. Por ejemplo, si se fermenta de diferentes formas o durante diferentes períodos de tiempo, la leche puede convertirse en la bebida conocida como kéfir, en diferentes tipos de yogur, o incluso en un delicioso queso fresco.2

Por ejemplo, durante la fermentación del yogur, se añaden cultivos vivos a la leche y se estimula su crecimiento mediante un aumento temporal de la temperatura.3 Estos se alimentan del azúcar natural de la leche, la lactosa, y la convierten en ácido láctico. Este ácido láctico coagula las proteínas de la leche para proporcionar la textura de yogur que conocemos y que tanto nos gusta.4

Alimentos fermentados: sabores intensos

Uno de los efectos más notables de la fermentación es su efecto sobre el sabor de un alimento. Los sabores intensos, agrios, ácidos o fuertes implicados son quizá los signos más claros de que se ha producido la fermentación.

Desde el sabor del yogur ligeramente ácido y cremoso, por ejemplo, hasta los toques agrios y picantes del kimchi, los alimentos fermentados ofrecen sin duda una rica experiencia de sabor.

Alimentos fermentados: ¿beneficios para la salud descubiertos recientemente?

En la actualidad, los alimentos fermentados atraen nuevos intereses no solo por sus fantásticos sabores, sino también por los beneficios potenciales para la salud que ofrecen.

Existe un reconocimiento cada vez mayor de que consumir ciertos alimentos que contienen bacterias vivas «buenas» puede ayudar a mejorar la digestión.5 Por ejemplo, los cultivos vivos del yogur pueden facilitar la digestión de la lactosa del producto en personas con dificultad para digerir la lactosa.

Así pues, ya sea por su sabor, textura, beneficio en términos de digestión de la lactosa o facilidad de consumo, hay numerosas razones por las que los alimentos fermentados deberían ser habituales en su alimentación.

FUENTES

1 McGovern, P. E.; Zhang, J.; Tang, J.; Zhang, Z.; Hall, G. R.; Moreau, R. A.; Nunez, A.; Butrym, E. D.; Richards, M. P.; Wang, C. S.; Cheng, G.; Zhao, Z.; Wang, C. (2004). "Fermented beverages of pre- and proto-historic China". Proceedings of the National Academy of Sciences. 101 (51): 17593–17598. doi:10.1073/pnas.0407921102. PMC 539767. PMID 15590771.
2 http://www.produits-laitiers.com/article/la-fermentation-technique-cle-des-produits-laitiers
3 http://www.ijsrp.org/research-paper-0414/ijsrp-p2855.pdf
4 http://www.fao.org/docrep/x0560e/x0560e10.htm5 http://www.webmd.com/digestive-disorders/features/what-are-probiotics#1
https://www.efsa.europa.eu/fr/efsajournal/pub/1763

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder