{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Pizzas, pastas y arroces son los platos protagonistas de la gastronomía italiana. Agradan tanto que esta cocina se ha extendido por gran parte del mundo. Las Trattorias son los clásicos restaurantes de Italia donde se puede disfrutar de estas delicias italianas tan tradicionales.Si quieres cuidar tu alimentación, hoy te doy consejos para comer saludablemente “a la italiana”.

Un menú italiano típico

En Italia las comidas suelen servirse en cantidades generosas. El menú clásico italiano consta de cuatro platos: antipasto (entremeses como verduras o embutidos), primo piatto (primer plato de arroz o pasta), secondo piatto (segundo plato de carne o pescado) y dolce (postre). Si ves que para ti es demasiada cantidad, puedes compartir la comida. La pizza, como excepción, normalmente es plato único.

Si quieres cuidarte tomando los platos más típicos de Italia puedes hacer esta combinación: un plato de verdura o ensalada, junto con pasta, pizza o arroz.

El inabarcable universo de la pasta

Encontramos pasta de muchas formas y colores: macarrones, espaguetis, trenette (tallarines), y rellenas como los raviolis, tortellini, cappelletti, pansotti, lasaña… Todas ellas se acompañan con apetitosas salsas. Para que el plato sea más ligero puedes elegir pastas no rellenas y con salsas poco grasientas como la napolitana que contiene tomate, verduras y orégano. Además, para una comida completa, puedes pedir pasta con proteínas. Por ejemplo, con salsa a la boloñesa que aporta carne, o preferir espaguetis con marisco. Si aportan almejas se llaman spaghetti alle vongole, con mejillones alle cozze, y con erizos de mar ai ricci.

Entre las pizzas las hay con masas más finas o más gruesas, la típica calzone que es una pizza cerrada sobre sí misma. y se enriquecen con un sin fin de posibles condimentaciones. Como la pizza suele ser plato único, la quattro stagioni puede ser más adecuada. Esta aporta ingredientes de cada estación del año. Por ejemplo, setas y huevo duro (invierno), aceitunas y alcachofas (primavera), salami y pimienta (verano), tomate y mozzarella (otoño). Si quieres reducir el aporte de calorías, intenta escoger la masa más fina y las especialidades más ligeras como la marinara (con tomate y orégano)o vegetales con verduras.

El arroz está muy presente en la comida italiana

En cuanto al arroz, el protagonista es el risotto, un plato que combina este cereal con queso. Si además te pides una ensalada, puedes intentar que esta incluya gambas, anchoas, atún… o algún otro componente proteico.

En caso de que tu comida ya contenga pescado o carne, puedes hacer otra combinación de menú y acompañarlo con un plato de verduras o ensalada, e complementarlo con un poco de arroz o pan. Si en la carta no lo indica, pregunta si la carne o pescado se acompaña con salsa. Si es así, puedes pedir que te la traigan a parte y así puedes controlar la cantidad que tomas.

Otros clásicos de la comida Italiana

Existen estupendos panes italianos, como el Crescentina o la Focaccia. Este último es un pan plano cubierto con hierbas (romero) y/o alimentos como verduras, aceitunas, queso… ¡No tiene desperdicio!

Otros clásicos de Italia son la lasaña y la piadina. Si quieres pedir lasaña, ten en cuenta que la puedes escoger con carne o con verduras. Si de segundo plato eliges carne o pescado, será mejor la de verduras. La piadina es una masa fina de que se suele rellenar de verduras, embutido, queso… La puedes acompañar con una ensalada.

Finalmente el postre. Una de las mejores opciones es la fruta. Sin embargo, si tienes ganas de probar sus especialidades, puedes pedir tradicionales postres italianos para compartir. Los más típicos son una tabla de quesos variados o el tiramisú, un bizcocho con cacao, café y/o queso.

Y no me gustaría terminar sin antes aconsejarte que disfrutes de los delicatessen de la cocina italiana. Me refiero a los embutidos,como los quesos (Parmigiano Reggiano, mozzarella de Búfala…) y el jamón (en el norte del país es famoso el Jamón de Parma o San Daniele), y los condimentos. Destacanlas especias (sobre todo orégano en el sur de Italia), el vinagre balsámico de Módena, y la Trufa de Alba que intensifica los platos con un aroma y sabor inconfundibles.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.