{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La fibra es un componente que se encuentra en los alimentos vegetales. Como no se digiere ni se absorbe, no aporta calorías, a diferencia de nutrientes como las grasas o los hidratos de carbono. Sin embargo, sí que tiene determinados beneficios para nuestro organismo.

Alimentos con fibra

Existen dos tipos de fibra, la soluble y la insoluble cada una con sus funciones. La fibra soluble está formada por componentes capaces de absorber mucha agua y que forman geles viscosos. Sirve para nutrir la flora bacteriana y además también ayuda a ralentizar la absorción de grasas y azúcares, lo que contribuye a controlar los niveles de colesterol y glucosa en sangre. Principalmente los alimentos en los que se encuentra este tipo de fibra se encuentra en las legumbres, los cereales (avena y cebada) y en las frutas.

Por otro lado, la fibra insoluble, con capacidad de absorber muy poca cantidad de agua, actúa a modo de escoba del intestino, aumenta el volumen de las heces y disminuye su consistencia, por lo que reduce el tiempo de tránsito, contribuyendo a prevenir el estreñimiento. Aunque la fibra insoluble se encuentra en diversos alimentos de origen vegetal como los cereales integrales, una de sus principales fuentes es el salvado de trigo que, se sabe que, contribuye a acelerar el tránsito intestinal.

Los expertos recomiendan realizar una alimentación saludable que incluya cada día distintos alimentos ricos en fibra para alcanzar como mínimo los 25 g de fibra.

Si queréis aumentar vuestra ingesta de fibra protagonizad vuestra alimentación con alimentos ricos en  fibra. Tomad nota de estas recomendaciones:

Una alimentación rica en fibra

Una alimentación rica en fibra debe incluir el consumo diario de

  • Entre 4 y 6 raciones de cereales y derivados integrales, ya que los refinados contienen menos fibra.
  • Al menos 5 raciones frutas y verduras.

Y cada semana: 2 a 4 raciones de legumbres y de 2 a 7 raciones de frutos secos.

¿Queréis saber más sobre la fibra? Leed aquí  ¿Y cómo los alimentos os pueden ayudar a ir al baño? En este otro artículo os lo contamos. 

¡Buen provecho!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder