{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Para comenzar, deberíamos saber identificar los factores o causas que nos pueden llevar a sufrir este malestar, que será pasajero, ya que los cambios muchas veces llevan un proceso de adaptación y, cuando nos vamos de vacaciones, también realizamos cambios alimentarios que nos conducen a que el tránsito intestinal se altere.

¿Cuáles serán los factores que deberemos tener en cuenta?

Normalmente en verano solemos consumir una cantidad más grande de agua, aunque también es cierto que, cuando nos acercamos a la terraza de cualquier chiringuito, no acostumbramos a pensar en esta bebida. Habitualmente, se suelen pedir bebidas con gas, bebidas azucaradas o de cola (con cafeína, que también altera el tránsito) e, incluso, bebidas con alcohol, que deshidratan nuestro organismo y hace que los movimientos intestinales se vean enlentecidos. Así que, a pesar de que además del agua, haya otros líquidos que nos hidraten (lo que también contribuye a la hidratación del sistema digestivo), no deberíamos dejar de beber entre 1,5 y 2 litros de líquidos como agua e infusiones frías todos los días.

Además de que los hábitos de hidratación también se ven alterados, un cambio fundamental lo vemos en los hábitos alimentarios, sobre todo, en el consumo de fibra, que suele verse reducida en una cantidad importante. Los expertos recomiendan tomar unos 25g de fibra todos los días, lo que nos ayudará a que nuestro tránsito intestinal funcione de maravilla. Cuando salimos de casa, los alimentos ricos en fibra suelen brillar por su ausencia y solemos tomar más bien platos precocinados con mucha cantidad de carnes (y algún que otro pescado), y la proteína en exceso tampoco beneficia los movimientos del tubo digestivo. Así pues, no olvides tomar las cinco raciones de frutas y verduras, que se recomiendan a diario, y los cereales integrales. Realizar una alimentación equilibrada es posible incluso si estamos de vacaciones. ¿Vosotros consumís suficiente fibra con vuestra dieta?

Por otro lado, las vacaciones son sinónimo de relax, descanso, distensión y ocio. Por eso, habitualmente también descuidamos la actividad física, que además se ve limitada por las horas de intenso calor. A pesar de eso, no hay nada más relajante que un paseo tranquilo, ya sea por la playa o por la montaña, que nos ayudará a promover, también, el movimiento intestinal, de modo que favoreceremos el control de nuestro tránsito. Si además realizamos algún otro ejercicio como senderismo, correr, aquagym o montar en bicicleta, nuestro tránsito intestinal y nuestra salud nos lo agradecerán.

Por último, ¿cuántas veces hemos oído esto de que…? “es que yo, si salgo fuera de casa no puedo ir al baño”. Pues sí, es algo que nos pasa muy frecuentemente, aunque si seguimos las recomendaciones que hemos dado anteriormente, seguro que para nosotros el mal tránsito intestinal, y el malestar que éste ocasiona, no serán ninguna preocupación

Así que no temáis a un empeoramiento del tránsito intestinal cuando salgáis fuera de vacaciones, y recordad que una dieta equilibrada, variada y suficiente, una buena hidratación y un poco de actividad física nos ayudarán a mantenerlo a raya.

¡Que paséis unas buenas vacaciones!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.