{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Para reducir el colesterol se requiere un cambio en el estilo de vida y en algunos casos el uso de fármacos. Pero, ¿cuál es la verdadera clave? Sin duda, la alimentación.

La dieta para el colesterol debe ser ante todo equilibrada:

  • Aporta 5 raciones entre frutas y verduras, apostando por las de temporada. ¡Cuantos más colores distintos, más nutrientes y antioxidantes estarás aportando!
  • Potencia las grasas insaturadas frente a las saturadas con pescado azul, carnes magras y frutos secos.
  • Evita los alimentos precocinados y la bollería industrial ya que suelen contener grasas saturadas y azúcares.
  • Tanto el Omega 3 como los esteroles vegetales serán tus aliados para reducir el colesterol. Los encontrarás en el pescado azul, frutos secos, semillas de lino, aceites vegetales y productos enriquecidos en esteroles como Danacol.
  • Utiliza técnicas para cocinar que requieran poco aceite como el horno, al vapor, al wok o a la plancha. ¡Siempre es mejor utilizar el aceite en crudo!
  • No olvides combinar la dieta para el colesterol con un estilo de vida saludable realizando actividad física diaria, evitando hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol y teniendo una actitud positiva ante la vida.

¡Recuerda que con pequeños cambios puedes obtener grandes beneficios!

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder