{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Aunque el tiempo sea inestable, cada vez tenemos el verano más cerca y con él la voluntad continuada de muchos de nosotros de seguir más estrictamente la dieta que nos hemos marcado y las rutinas de ejercicio que establecimos en su momento. Ya os mostramos en su momento la importancia de seguir una alimentación saludable como mejor secreto para ayudar a controlar nuestro peso. Aunque la realidad es que a la mayoría de nosotras no nos cuesta empezar una nueva dieta, sino mantenerla y tener una constancia.

En este sentido, uno de mis mejores trucos a la hora de empezar una dieta es hacerla conjuntamente con alguien. En mi caso, mi pareja tiene la suerte de poder comer lo que quiera que siempre mantiene su peso, por lo que tengo que hacer un sobre esfuerzo de voluntad para evitar comer demasiado o picar entre horas.

Con las amigas es mucho más fácil ya que estamos todas en el mismo barco y si quedamos para comer juntas a la hora de pedir vamos siempre a la par a la hora de elegir, sin vergüenza, platos ligeros…

Sin embargo, para iniciar una dieta efectiva, lo mejor es solicitar la ayuda de profesionales de la nutrición que os guíe con sus consejos y pautas para conseguir los objetivos “alcanzables” que nos marquemos. Seguramente tendréis cerca algún centro en el que pedir una cita con un nutricionista profesional y pactar un seguimiento personalizado.

Ánimo, y no seáis demasiado estrictos con vosotros mismos. Y recordad que no es nada recomendable hacer cambios bruscos en vuestra alimentación. ¡No vale dejar de comer para reducir en tiempo récord el peso ganado durante todo el invierno!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.