{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Aunque las dietas de moda van y vienen, la fermentación lleva milenios aportando sus beneficios a la humanidad1. En una época en la que somos cada vez más conscientes de lo que comemos, ahora más que nunca los alimentos fermentados están experimentando un renovado auge de popularidad. Pero ¿qué tienen los alimentos fermentados que suscitan tanto interés? Vamos a analizar por qué la técnica de la fermentación ha resistido al paso del tiempo y cuáles son los beneficios de una dieta basada en alimentos fermentados.

Beneficio n.º 1: el valor de las bacterias

En primer lugar en la lista de sus beneficios, tenemos que hablar de los microorganismos vivos presentes en dichos alimentos. El yogur, el *kimchi*, el chucrut, el kéfir y el *natto* son solo unos pocos ejemplos de alimentos rebosantes de bacterias.

Se conoce cada vez más que los alimentos fermentados pueden presentar más propiedades funcionales y nutricionales por la transformación de sustratos y la formación de compuestos bioactivos o biodisponibles2.

Beneficio n.º 2: menos desperdicios

Los beneficios nutricionales de los alimentos fermentados no siempre han estado tan claros. De hecho, uno de los motivos por los que inicialmente los alimentos fermentados gozaban de tanta popularidad no tenía mucho que ver con sus propiedades nutricionales. La primera ventaja que se les veía era la posibilidad de conservar alimentos para las épocas de escasez de manera que se pudieran consumir más tarde de forma totalmente segura2.

Así es como surgió el yogur, descubierto por los pastores que transportaban la leche en bolsas fabricadas con estómagos de oveja en los periodos de calor. Poco a poco, la leche fue convirtiéndose en yogur, una opción nada desdeñable en aquella época para reducir el desperdicio de alimentos.

Beneficio n.º 3: un sabor característico

¿Te gustan los platos con un sabor potente? ¡Pues seguramente te encantarán los alimentos fermentados! El proceso de fermentación confiere un sabor único y particular a muchos alimentos que pueden someterse a esta técnica. Desde el sabor ácido y cremoso del yogur hasta el sabor potente y picante del *kimchi*, el sabor es justamente uno de los fuertes de los alimentos fermentados.

Beneficio n.º 4: mejor digestión de la lactosa gracias al yogur

Si tienes dificultades para digerir la lactosa, el yogur puede ser lo que tu intestino está pidiendo a gritos3. Además de aportarte nutrientes esenciales como el calcio y la proteína4, los yogures también contienen fermentos, microorganismos vivos que facilitan la digestión de la lactosa a aquellos individuos que tengan dificultades para digerirla o que creen que pueden ser intolerantes5.

Otro motivo más para disfrutar de la gran variedad de texturas y sabores que nos ofrecen los yogures.

El yogur, un alimento fermentado con otros muchos beneficios para la salud

Como alimento fermentado derivado de la leche, el yogur natural, gracias a sus microorganismos vivos, puede ayudarnos a digerir la lactosa si creemos que tenemos dificultades para ello. Y no solo eso, sino que el yogur también es una fuente de calcio y proteínas y es fácil de encontrar, de consumir y de personalizar a nuestro gusto. En algunos casos, también contiene vitamina B.

Por todos estos motivos, el yogur constituye un alimento barato y perfecto para incluirlo en una dieta equilibrada.

 

 

 

Fuentes

1 http://www.pnas.org/content/101/51/17593
2 Health benefits of fermented foods: microbiota and beyond ; Maria L Marcoet al
3 http://www.fao.org/docrep/x0560e/x0560e05.htm
4 https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/lactose-intolerance
5 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16696665
6 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12556948
7 https://pro.anses.fr/tableciqual/

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.