{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Le cuesta digerir la lactosa? ¿Tiene síntomas como hinchazón, flatulencia y molestias? Quizá haya llegado a la conclusión de que tiene dificultades para digerir la lactosa y la solución sea eliminar la leche y todos los productos lácteos de su alimentación.

¿Pero sabía que puede haber otra forma de tratar sus dificultades digestivas? Puesto que cada persona presenta una tolerancia a la lactosa diferente, es posible que pueda tolerar cantidades limitadas de lactosa. Dependiendo de su tolerancia a la lactosa, puede tener sentido incluir algunos productos lácteos fermentados en su alimentación, puesto que el proceso de fermentación modifica la cantidad de lactosa. Así pues, ¿por qué no echa un vistazo a sus alternativas de alimentos diarios?

Me cuesta digerir la lactosa por un déficit de lactasa

La mala digestión de la lactosa1 se debe a la incapacidad del organismo para producir una enzima importante conocida como «lactasa». La lactasa se encarga de descomponer la lactosa, el azúcar hallado en la leche, en el interior del intestino. Cuando el organismo no produce suficiente lactasa, el consumo de leche u otros productos con lactosa puede resultar doloroso.

Dependiendo de la cantidad de lactosa que consuma y de sus propios niveles de tolerancia, es posible que no experimente ningún síntoma o que, de lo contrario, llegue a padecer calambres estomacales dolorosos.

¿Sabía que...? De hecho, muchas personas con mala digestión de la lactosa pueden descomponer pequeñas cantidades de lactosa. Si ese es su caso, quizá no necesite renunciar completamente a los lácteos y pueda realizar pequeñas adaptaciones. Una de ellas puede ser elegir alimentos y tentempiés adecuados cuando vaya a comprar.

Intento consumir productos lácteos con una cantidad reducida de lactosa todos los días...

La cantidad de lactosa incluida en los productos lácteos2 depende en parte de la manera en que se ha procesado la leche y, en especial, de si se ha producido o no la «lactofermentación». Por ejemplo, los quesos curados contienen menos lactosa que los quesos frescos, mientras que algunos yogures naturales contienen menos lactosa que la leche.

La fermentación también desempeña un papel esencial en el sabor y la textura de los productos, así como en su período de validez.

Me cuesta digerir la lactosa, pero estoy redescubriendo los beneficios del yogur como producto lácteo más fácil de digerir que la leche

Los fermentos tienen otros beneficios adicionales, que pueden marcar una gran diferencia si tiene problemas con la digestión de la lactosa. Esto se debe a que, según las investigaciones, las bacterias vivas presentes en el yogur se alimentan de lactosa tanto durante la fermentación como principalmente en el intestino3, y así descomponen la lactosa en compuestos digestibles. Este es el motivo por el que el yogur puede ser más fácil de digerir que la leche.

En ocasiones, la lactosa del yogur y los productos lácteos, e incluso de la leche, se tolera mejor si se ingiere en las comidas.3 Así que, ¿por qué no averigua qué funciona mejor en su caso? Al fin y al cabo, como fuente de calcio4, el yogur es fácil de encontrar y de preparar.

¿Cómo gestiono la digestión de la lactosa en el desayuno?

Muchas personas comienzan el día echándose un buen chorro de leche en el café, acompañado de un bol lleno de cereales con leche o unas tostadas con mantequilla.

No obstante, si siente que su estómago es algo más sensible por las mañanas, quizá sea interesante adaptar la rutina del desayuno. ¿Por qué no añadir yogur en sus diferentes variedades y sabores? También puede personalizar su bol de yogur a su gusto añadiendo fruta, semillas, miel, especias o hierbas como la menta fresca.

Con un poco de creatividad, gracias al yogur puede seguir disfrutando de comidas sabrosas y obtener algunos de los diferentes nutrientes que su organismo necesita, incluso si considera que digiere mal la lactosa. ¡Solo tiene que probarlo!

¿Tiene un antojo? Por qué no un yogur, un ingrediente versátil

Los aperitivos pueden suponer un problema si le cuesta digerir la lactosa. El chocolate con leche, el helado o las natillas son algunos de los postres que contienen lactosa.2 Así que, ¿por qué no probar un yogur natural, un yogur bebible o incluso un batido? Independientemente de la opción que elija, el yogur es un tentempié saludable, tal como se observó en un estudio reciente, según el cual en términos de densidad nutricional, el yogur es tan nutritivo como la fruta, los frutos secos y la leche.5

Fuentes

 

1 https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/lactose-intolerance
2 http://foodintolerances.org/lactose-content-of-food/
3 https://www.efsa.europa.eu/fr/efsajournal/pub/1763 El yogur contiene cultivos vivos. Los cultivos vivos del yogur o de la leche fermentada mejoran la digestión de la lactosa del producto en las personas con problemas para digerir la lactosa. Hable con su médico para averiguar si es intolerante a la lactosa.
4 French Ciqual 2016
5 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4245561/

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.