{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Nochebuena, Navidad, Fin de Año, Reyes… ¡son varios los días en que vamos a comer de una forma diferente! En estas fiestas navideñas, en las que nos reunimos con familiares y con amigos, es fácil comer distinto y, también, comer más de lo habitual. ¿Verdad?

¿Y, dentro de este contexto, cómo lo podemos hacer para evitar los excesos en Navidad?

Aquí van algunos consejos:

Orden y planificación

Dentro de lo posible, es básico que tengamos una planificación de lo que vamos a comer. Si lo celebramos en nuestra casa y cocinamos nosotros, es fundamental que tengamos una buena organización con el menú para controlar bien las cantidades y para seguir una dieta equilibrada en Navidad. Si vamos fuera, a casa de algún amigo o familiar o en un restaurante, lo más recomendable es priorizar aquellos platos más ligeros, como ensalada o verduras (¡si las hay!), y moderar el consumo de los platos más consistentes. ¡Y no nos pasemos con el alcohol ni con los postres dulces! 

Trucos

¡Siempre nos podemos ayudar de algún pequeño truquito para evitar excesos! Por ejemplo, masticar bien los alimentos para facilitar a nuestro estómago el proceso digestivo. De hecho, entre bocado y bocado deberíamos de dejar los cubiertos, en vez de tenerlos siempre en la mano, así seguro que no comemos tan rápido. En el caso de que comamos canapés y hagamos un aperitivo, siempre es mejor ponernos la cantidad que vayamos a comer en un plato, en vez de ir picando, así seremos más conscientes de cuanto estamos comiendo. También es importante llenar menos los platos y no repetir. Y, ¿qué me decís de ir después a dar un paseo con la familia o los amigos para digerir mejor? Un buen plan, ¿no? Así paseamos, hacemos un poco de ejercicio con los nuestros y vivimos el bonito ambiente de Navidad de nuestro pueblo o ciudad. 

Y, después de una “comilona”, ¿qué?:

Aquí veréis algunos consejos para tener digestiones ligeras post Navidad. Después de estas festividades, es básico volver a un horario regular en las comidas, aumentar el consumo de hortalizas frescas, legumbres y cereales integrales, utilizar cocciones que requieran de poca grasa (como vapor, horno…), beber mucha agua y ¡hacer deporte! Un Activia de postre nos irá genial para ayudar a nuestra digestión.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.