{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

¿Sabías que se aconseja consumir fruta a diario? Los nutricionistas recomiendan una ingesta de 3 raciones de fruta al día para todas las edades, pero especialmente para los más pequeños, que se encuentran en una etapa de desarrollo y crecimiento. Se considera una ración normal entre 120 y 200 gramos de porción comestible de fruta fresca (sin piel, ni semillas, ni hueso)  o 200 ml (un vaso) de zumo natural (no el envasado).

Las frutas son un verdadero regalo de la naturaleza y  juegan un papel vital en el equilibrio de nuestra dieta por sus excelentes cualidades nutricionales. ¿Quieres saber porqué?

A continuación, veremos el motivo de que sean tan  importantes en nuestro día a día:

  • Son refrescantes y debido a su elevado contenido en agua, ayudan a  hidratarnos durante todo año ,sobretodo en verano.
  • Contienen azúcares simples responsables de su delicioso sabor dulce (frutas maduras) y de su función energética.
  • Prácticamente no contienen grasas, exceptuando algunas como el coco o el aguacate.
  • Tienen un alto contenido en fibra dietética, importante para una correcta salud digestiva.
  • Junto a algunas hortalizas, representan la mayor fuente alimenticia de vitamina C, un potente antioxidante importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso, del sistema inmunitario y para la absorción del hierro.
  • Además de la vitamina C, contienen otros antioxidantes. Entre los más interesantes cabe destacar el beta-caroteno, pigmento responsable del color anaranjado-rojo de muchas frutas como el melocotón, sandía, cerezas, etc.

Algunas son ricas en potasio, mineral  importante para los músculos. Para poder disfrutar al máximo de su sabor y nutrientes, es preferible consumir la fruta en su temporada o estación. Además, es el momento en el que se encuentran más baratas,  lo cual contribuye a mejorar la economía familiar.

En verano, las frutas características son las cerezas, albaricoques, ciruelas, fresas, fresones, frambuesas, kiwis, manzanas, melocotones, melones, nectarinas, nísperos, peras amarillas, piñas, plátanos, sandías y uvas.

¿Cómo se prepara?