{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Entre el trabajo, la familia y la vida social, los días pueden parecer interminables. Al enfrentarse a situaciones difíciles, hay personas que sienten que han llegado al límite y otras pueden mantener una actitud positiva sin importar lo que esté ocurriendo. ¿Cuál es el secreto de esas personas? ¿Son así por naturaleza  o es que poseen una receta mágica? No, lo que sucede es que han aprendido cómo aprovechar su fuerza interior para superar los retos y lograr una actitud más positiva y proactiva.  La buena noticia es que todos tenemos esa capacidad de desarrollar energía positiva.

Ábrete a nuevos horizontes

Bailar salsa, pasear por el campo o preparar una comida saludable: todos tenemos nuestra manera de relajarnos. Pero al tener que compatibilizar constantemente nuestras distintas responsabilidades, a menudo terminamos dejando esos simples placeres para más tarde y olvidándonos de las cosas divertidas que nos gustaba hacer. Por eso es importante encontrar un mayor equilibrio en la vida y recuperar parte de esa diversión.

A veces, sabemos exactamente qué es lo que nos gusta hacer, como pasar más tiempo con nuestros seres queridos o desfogarnos con una buena sesión de gimnasio. Si no lo sabemos bien, adoptar una actitud despreocupada puede ser una buena forma de abrirse a nuevos horizontes. Utiliza tu energía interior para probar una actividad diferente cada semana. Tarde o temprano acabarás encontrando la que te servirá para animarte el día. Y, si resulta que es algo que ya se te da bien, ¡pues mejor que mejor!

Apaga esa autocrítica repetitiva

Incluso la persona más positiva puede sentirse a veces asediada por sus monólogos internos. A diferencia de lo que muchos afirman, es imposible despejar la mente por completo. Pero, también es cierto que hay formas de ayudar a reorientar los pensamientos y adoptar una actitud positiva. Hay que poner las cosas en perspectiva: sí, es cierto que la nota que ha sacado tu hija es malísima, pero también es verdad que acostumbra a ser una alumna excelente. Además, puede ser una buena oportunidad para transmitirle todos tus conocimientos sobre literatura.

Planifica reuniones personales

Pasar más tiempo con tus personas más cercanas y queridas es el método más eficaz para sentir tu energía interior. ¿Por qué no organizas algunas reuniones? Cada semana, elige el momento perfecto para celebrar una cena privada con tu pareja o una sesión de compras o deporte con tus hijos adolescentes. Hay otras conexiones que también pueden ser estimulantes: únete a una asociación ecologista o participa en un proyecto humanitario. Rodearte de gente inspiradora solo puede redundar en un beneficio para ti y reafirmar tu fuerza interior.

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder