{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La mayoría de las hortalizas, al igual que ocurre con las frutas y las verduras, contienen vitamina y fibra. El invierno puede ser la ocasión ideal para disfrutar de su sabor en casa, ya que podemos servir las hortalizas calientes, ya sea como guarnición o como ingredientes de platos de cuchara. Aquí tienes una lista con las hortalizas propias de estos meses y algunas recetas para toda la familia.

Hortalizas de invierno en casa

Antes de comenzar, tal vez vendría bien resolver una pequeña duda que nos suele surgir en casa: ¿qué diferencia hay entre una verdura y una hortaliza? En realidad, no mucha. Las hortalizas son aquellas partes de los vegetales que podemos consumir en estado fresco, crudas, cocidas o en conserva.

A la hora de elegir las hortalizas en el supermercado, debemos procurar que presenten un color vivo, que estén limpias, sean compactas y que sus hojas tengan un aspecto tierno y su color sea verde. Una vez cumplidos estos requisitos, podemos elegir nuestras hortalizas de invierno. Entre ellas se encuentran:

  • La coliflor
  • Las judías verdes
  • Los guisantes
  • La remolacha roja
  • El tomate
  • La col
  • Las alcachofas
  • Las zanahorias
  • Las patatas
  • La cebolla
  • El ajo

Todas ellas contienen hidratos de carbono, vitaminas y minerales en más o menos medida. A la hora de guardar nuestras hortalizas de invierno en casa, debemos procurar mantenerlas en unas condiciones óptimas de refrigeración: en lugares frescos (de 8 a 10ºC) o congeladas (a -18ºC).

Recetas de hortalizas de invierno

Una vez tenemos claro qué hortalizas se consumen mejor durante esta estación y cómo escogerlas, es hora de emplearlas en nuestra cocina. Aquí te dejamos dos recetas diferentes y deliciosas.

Risotto de verduras y hortalizas

Ingredientes para 4-6 personas:

  • 300 gramos de arroz
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 150 gramos de coliflor
  • 100 gramos de guisantes
  • 2 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • ½ cucharada de pimentón dulce
  • Sal y pimienta

Preparación:

Lavamos la coliflor y la cortamos en ramilletes. Pelamos las zanahorias y las partimos en tiras. Lavamos y cortamos el tomate y el pimiento. Picamos la cebolla y los dientes de ajo. Lo hacemos todo en trozos pequeños o en finas tiras. En una paellera con un chorrito de aceite de oliva sofreímos las verduras y las hortalizas, comenzando primero por la cebolla. Añadimos también los guisantes y el pimentón. Agregamos el caldo y el arroz y dejamos hervir durante unos 40 minutos. Dejamos reposar y emplatamos.

Coliflor gratinada con bechamel

Ingredientes:

  • 1 kg de coliflor
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 300 ml de leche
  • Queso rallado al gusto
  • Agua
  • Vinagre
  • Sal

Preparación:

Ponemos el agua a hervir y añadimos un puñadito de sal y un chorrito de vinagre, con esto evitaremos que huela tan fuerte al cocerla. Tapamos la olla y cocemos durante unos 20 minutos, hasta que esté blanda.

Mientras cuece preparamos la bechamel. Calentamos la mantequilla en un cazo y añadimos la harina. Removemos bien, incorporamos la leche y no dejamos de mover hasta que nos quede una textura espesa. Sacamos la coliflor, la escurrimos y la colocamos en una fuente para horno. Vertemos sobre ella la bechamel cubriéndola bien y a continuación una capa de queso rallado. Gratinamos en el horno durante unos 10-15 minutos y servimos.

Receta de verduras para niños

Puede que a los peques sea a quienes más les cueste comer verduras y hortalizas, por eso, te sugerimos dos recetas especiales para ellos. Ambas les resultarán atractivas y, además, saludables. ¡Apunta!

Sopa de tomate

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 cebolleta
  • 1kg de tomates maduros
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • 4 cucharadas de kétchup
  • Orégano al gusto
  • 1 litro de agua
  • Sal y pimienta

Preparación:

Picamos la cebolleta y el ajo en trozos muy pequeños. Los sofreímos en una cazuela con aceite caliente. Pasados un par de minutos, incorporamos los tomates, pelados y cortados en trozos pequeños y dejamos que se cocine hasta que el tomate se ablande y libere el agua.

Agregamos perejil y oréganos al gusto, removemos y lo dejamos cocinar unos cinco minutos. Agregamos el agua, la sal, la pimienta y el kétchup. Mezclamos bien y lo dejamos cocinar durante media hora con la cazuela tapada. Por último, pasamos la sopa por la batidora o la trituramos con una manual y servimos.

Calabacines rellenos de zanahoria, guisantes y tomate

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 calabacines luna
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gramos de guisantes ya cocidos
  • 4 tomates
  • Pan rallado
  • 3 cucharadas de tomate frito casero
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

Cortamos en trozos pequeños la zanahoria, la cebolla y el ajo. Pelamos los tomates y los troceamos también. Una vez que tenemos cocidos los guisantes, los aplastamos con un tenedor para crear una pasta.

Cortamos los extremos de los calabacines, los vaciamos y troceamos también el relleno. En una olla con aceite caliente pochamos la cebolla, el ajo y la zanahoria. Añadimos después los tomates, el calabacín y la pasta de guisantes. Sofreímos y añadimos el tomate frito. Dejamos cocinar durante uno 15 minutos y salpimentamos al gusto.

Rellenamos los calabacines con las verduras y hortalizas, los colocamos en una bandeja para horno previamente engrasada y los metemos a cocinar durante unos 15 minutos, a 180º y con un papel de aluminio por encima. Sacamos los calabacines, les añadimos un poco de pan rallado, los gratinamos durante unos cinco minutos y servimos. Aquí tienes otra forma de preparar calabacines rellenos.

Alimentos contra el frío

Las hortalizas, como hemos dicho, pueden ser unas buenas aliadas para combatir el frío, pues sus vitaminas contribuyen a cuidar nuestro organismo. Pero no solo ellas resultan un buen alimento contra el frío, también las frutas, especialmente los cítricos, por su alto contenido en vitamina C. Las legumbres, ricas en minerales, las verduras, el pescado azul, las cremas, los guisos o las infusiones pueden ayudarnos también a combatir el frío. Dentro de esta particular lista, podemos incluir también a Actimel, pues se trata de una leche fermentada con vitamina D y B6 ideal para cuidar el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario durante el invierno.

*Dentro de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, Actimel con L.Casei Danone, contiene vitaminas D y B6, que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmunitario. El consumo diario de Actimel, que es fuente de vitamina B6, ayuda a disminuir el cansncio y la fatiga y al normal metabolismo de la energía. Beneficio en población que desea llegar a la cantidad diaria recomendada de vitamina B6.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder