{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¡Qué el frío no te pille desprevenido! Hemos recopilado varios tips que te ayudarán a enfrentarte a esta época del año con el mejor ánimo posible. Es importante proteger nuestra salud y ayudar a nuestras defensas, pero también tenemos que cuidarnos por fuera. Saber cómo abrigarnos correctamente, qué alimentos tomar o cómo resguardar nuestra casa del mal tiempo son factores esenciales. ¡Aquí tienes unos consejos que seguro que te sirven de ayuda!

10 tips para cuidarnos durante el invierno

Tip #1. No poner la calefacción demasiado alta

No solo reduciremos el consumo de energía en el hogar, sino que también evitaremos que nuestro cuerpo experimente un cambio brusco de temperatura cuando salgamos a la calle. De hecho, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) recomienda ajustar el termostato a 20-21ºC y utilizar ropa de abrigo (jerséis de manga larga, sudaderas, calcetines…) para estar en casa.

Tip #2 Bajar persianas y correr cortinas

Este gesto tan sencillo puede evitar que el frío del invierno se cuele en nuestro hogar, ya que estaremos aislando los cristales de él. Acuérdate de mantener las persianas bajadas por la noche, pues es cuando más descienden las temperaturas. ¡Es mejor dormir calentitos para evitar resfriados!

Tip #3. Ventilar las habitaciones

Para que el aire se renueve y entre limpio y fresco, recuerda ventilar las estancias de tu casa por la mañana durante unos diez minutos como mínimo, así mantendremos un correcto equilibrio de la humedad del hogar y evitaremos que se condensen bacterias, pelos de animales u olores desagradables.

Tip #4. Abrigarnos bien cada vez que salgamos a la calle

Un tip de moda: el abrigo y la bufanda son dos prendas imprescindibles pero no son las únicas que deberíamos utilizar si queremos protegernos del frío. ¿Sabías que las manos, los pies y las orejas son zonas especialmente sensibles a las bajas temperaturas? Utiliza siempre que lo necesites unos guantes, un gorro que te tape bien los oídos y unos calcetines gruesos.

Tip #5. Lavarnos las manos con frecuencia

Sobre todo siempre que regresemos de la calle, después de ir al baño, tras haber cambiado algún pañal y antes de comer o cocinar. Mantener unos correctos hábitos de higiene puede ayudarnos a mantener a raya a los gérmenes.

Tip #6. Mantener nuestra piel hidratada

Es importante que utilicemos crema hidratante tanto corporal como facial para proteger nuestra piel del frío. Recuerda también que el protector solar es necesario durante todo el año, no solo en verano, así que hazte con una crema y un cacao que contengan factor de protección solar. Aunque el sol no brille, ¡los rayos ultravioletas siguen estando ahí!

Tip #7. Protege tus manos del frío

Se trata de una de las partes de nuestro cuerpo que más expuestas quedan al aire, al frío y la contaminación. Como hemos dicho antes, es importante lavarlas con frecuencia, pero también debemos protegerlas del frío con guantes e hidratarlas con crema de manos para evitar que la piel se seque y deteriore. ¡Acuérdate de llevar un botecito de crema siempre en el bolso!

Tip #8. ¡Una dieta rica en vitaminas!

Los platos calientes como las sopas, los guisos y los pucheros, no solo están deliciosos, sino que nos ayudan a combatir el frío. Pero no debemos olvidarnos de tomar también fruta y verdura durante esta estación, pues son dos de los alimentos que más vitaminas contienen y que pueden ayudar a mantener en correctas condiciones nuestro sistema inmunitario, especialmente la vitamina A, B, C y D.

Tip #9. Practica ejercicio con regularidad

A todos nos da pereza salir a la calle con este frío, pero no podemos dejar que la temperatura influya en nuestro estado de ánimo. Abrígate bien y sal a correr o acude al gimnasio como normalmente lo sueles hacer. No dejes que el sedentarismo se apodere de ti este invierno.

Tip #10. Toma Actimel

Actimel es una fuente de vitaminas B6, B9 y B12 que contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmunitario, ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga, y contribuyen a la función psicológica normal. ¡Tómate uno cada mañana!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder