{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Hay ciertos nutrientes que están relacionados con un funcionamiento normal del sistema de defensas, como son las vitaminas A, C, D, B12, B9 y B6, y minerales como el cobre, el hierro, el selenio o el zinc. Además, otros nutrientes como la vitamina E, el resto de las del grupo B y los probióticos, nos ayudan a mantener un estado de salud general estupendo.

Así pues, lo ideal será seguir unos consejos generales y una alimentación saludable (¡los peques y nosotros mismos!) con los que mantener el sistema inmunitario sin bajar la guardia, en este periodo de invierno. ¿Y cómo podemos conseguirlo? ¡Os damos unas ideas!

Alimentos para cuidar las defensas

Crema de verduras verdes y naranjas:

Podemos preparar una crema que incluya espinacas, zanahorias, coliflor y patatas. También le podemos añadir un yogur. Aunque puede parecer que los ingredientes no les van a gustar, seguro que en forma de crema calentita se lo tomarán en un periquete. Esta crema nos aportará vitamina C, E, beta-carotenos, selenio y cobre. 

Huevos poché con pisto de verduras

 Sofreímos las verduras (pimiento verde, pimiento rojo y cebolla, previamente cortadas en cuadraditos muy pequeños) y añadimos tomate rallado para sofreír también. A parte, preparamos los huevos poché: se corta un cuadrado de film transparente (resistente al calor) y lo metemos en un vaso pequeño (haciendo como un cuenco), seguidamente cascamos el huevo y lo depositamos en el film. Lo atamos con un hilo y lo cocinamos en una cazuela con agua hirviendo durante 5 minutos. Pasado este tiempo, lo sacamos de la cazuela y retiramos el film, con cuidado de no quemarnos. Lo servimos sobre una o dos tostadas de pan, le añadimos un poco de queso rallado y ¡voilá!, ya tenemos una comida equilibrada que nos ayuda a mantener el sistema inmunitario con las pilas bien cargadas.

Alubias con bacalao, pimientos, cebolla, nabo y tomate rallado<(h3>

Es muy sencillo, rallamos todas las verduras y, en una cazuela, las cocinamos con un poco de aceite de oliva. Cuando estén casi cocidas añadimos el bacalao. Al poco tiempo incorporamos un vaso de agua, rectificamos de sal y dejamos hervir durante 5 minutos. Añadimos las legumbres y, tras dos o tres minutos más, ya tenemos nuestro plato listo. Nos aportará hierro, zinc, selenio y cobre como minerales, y las vitaminas E, A, C y algunas del grupo B.

Pizza con masa de coliflor

Para elaborar este curioso plato, que seguro que les encanta a los niños, comenzaremos por precalentar el horno a 180ºC. Continuaremos picando la coliflor muy fina y cociéndola en una sartén con un poco de aceite de oliva durante 10 minutos. Una vez esté preparada, la mezclaremos con un huevo batido y mozzarella, rectificaremos de sal. En una bandeja de horno extendemos la masa formando ‘minipizzas’ y la coceremos al horno durante 15-17 minutos, hasta que se vuelva doradita. La sacamos del horno, añadimos una cucharadita de salsa de tomate, unas tiras pequeñas de pechuga de pollo, un pelín más de queso y una pizca de orégano. Seguro que esta pizza, distinta, no les dejará indiferentes.

Rollitos de lomo con frutos secos

Hacemos un sofrito (con muy poco aceite) con cebolla y tomates rallados, al que posteriormente añadiremos almendras y avellanas trituradas muy finamente (no será necesario cocinarlo del todo). Una vez lo tengamos, extendemos el corte de lomo sobre un papel de horno y ponemos la mezcla en el centro. Enrollamos el lomo y lo atamos con un hilo (apto para el horno). ¡Así de fácil es cuidar nuestras defensas!

Brocheta de naranja, piña y salsa de frutos rojos

¡También podemos cuidar las defensas con un delicioso postre! En una brocheta vamos a poner un cuadrado grande de piña y uno de naranja, sucesivamente hasta llenar toda la brocheta. Para hacer la salsa de frutos rojos, los cocinamos a fuego suave con una cucharada de azúcar y rápidamente los batimos. Luego, los colamos y obtendremos una salsa cremosa. Echamos con una cuchara un hilo de salsa de frutos rojos por toda la brocheta.

En estos platos encontramos los distintos nutrientes que nos ayudan a mantener nuestro sistema de defensas en estado de alerta, pero no olvidéis que lo más importante es ofrecerles alimentos saludables y seguir una dieta equilibrada, variada y suficiente para aportar todos los nutrientes que el organismo necesita.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.