{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Son tantos sus beneficios nutricionales que la Fundación Dieta Mediterránea recomienda tomar sopa por lo menos cuatro veces por semana. Sobran los motivos:

1. La sopa es un plato universal y tradicional. Uno de los platos más antiguos de la humanidad, que puedes encontrar en cualquier parte del mundo. No dejes de probar las sopas típicas cuando viajes a otros países y descubre nuevos sabores.

2. Variada. La combinación de ingredientes –verdura, pescado, pasta, carne, arroz…hace de la sopa una receta versátil y equilibrada, que se adapta a todos los gustos y todas las edades.

3. Hidratante. Por su alto contenido en agua, la sopa ayuda a hidratar el organismo.

4. Económica. La sopa es un plato que se ajusta a todos los bolsillos. Puedes conseguir un plato de sopa por poco dinero añadiendo ingredientes que tengas a mano.

5. Nutritiva. Es rica en vitaminas y minerales imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo.

6. Muy saciante. Satisface el apetito. La sopa puede funcionar perfectamente tomada como entrante o primer plato,.

7. Fácil de digerir. El proceso de elaboración de una sopa facilita la digestión de sus ingredientes.

8. Sana y segura. La cocción empleada para preparar una sopa destruye la mayoría de los microorganismos de los alimentos que la componen, comunes en carnes, pescados y verduras.

9. Se toma todo el año. En verano y en invierno podemos disfrutar de una sopa, utilizando los mejores ingredientes de cada temporada.

10. Buena para todas las edades, y especialmente recomendada para niños, embarazadas y deportistas.

 Recetas de sopa

Prueba nuestra receta de Sopa Minestrone, una sabrosa propuesta que te llenará de energía y reconfortará tu organismo.

Sopa Minestrona. Ingredientes para 6 personas:

  • 1 kg de carne de ternera para guisar en trozos
  • 4 patatas
  • 6 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 400 g de col
  • 250 g de judías verdes
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 150 g de pasta corta
  • 1 bote de judías blancas al natural
  • 250 g de hojas de espinaca
  • 1 manojo de albahaca
  • aceite de oliva
  • 50 g de queso parmesano rallado

Preparación

Pon la carne y el apio en una cacerola, cubre con ½ litro de agua y cuece durante 1 hora. Cuela el caldo, retira el apio y reserva la ternera.

Pon un poco de aceite y sofríe la cebolla y el apio picados, agrega las zanahorias peladas y cortadas en dados, la col picada en tiras finas y las judías verdes sin hebras. Incorpora de nuevo la carne. Moja con el caldo y cuece hasta que las verduras estén tiernas. Agrega las judías blancas lavadas y escurridas y las patatas peladas y cortadas en dados. Cuece hasta que la patata esté tierna. Añade la pasta y continua la cocción hasta que esté al dente.

Para hacer el pesto, tritura las hojas de albahaca, las espinacas, 1 dl de aceite y el queso parmesano rallado hasta obtener una textura similar a una pasta. Fuera del fuego, mezcla el pesto con la sopa caliente y sirve. ¡Tu sopa está lista!

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder