{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Cuando vamos a comer fuera de casa, en un restaurante por ejemplo, nos gusta comer bien, nos gusta disfrutar con lo que pedimos y nos gusta saborear bien el menú. ¡Completamente de acuerdo! Sobre todo porque pensamos: “por un día en que no he cocinado yo…”, ¿verdad? Pero esto no significa que podamos descuidar nuestra alimentación.

Recordad que una dieta saludable se consigue comiendo de forma equilibrada ¡cada día!

Por eso he pensado en daros pequeños truquitos para poder comer de forma saludable también cuando comemos fuera de casa.

Pero, primero de todo, tenemos querecordar las bases de la pirámide de la alimentación saludable. Leyendo de abajo hacia arriba, la pirámide nos recuerda que la base de nuestra alimentación tienen que ser los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (pan, cereales integrales, arroz, pasta, patata, legumbre) y las frutas y verduras. Además, también son alimentos de consumo diario otros como la leche y sus derivados (yogur, queso, etc.), y los productos que nos aportan proteínas (legumbre, pescado, carne, marisco y huevo).

Contrariamente a estos alimentos, no son de consumo diario carnes grasas, embutidos, bebidas refrescantes, helados, dulces, caramelos y otros alimentos con gran aporte de grasas o azúcares. Por lo tanto, tenemos que tener presentes los alimentos que son de consumo ocasional y no pedirlos en repetidas ocasiones.

Algunos trucos para acertar a la hora de comer fuera de casa

  • Poner en práctica la pirámide de la alimentación saludable: es decir, pedir siempre una combinación de uno o dos platos que nos aporte hidratos de carbono complejos, proteínas y verduras. Esto se puede traducir en, por ejemplo, un primero de pasta con setas y un segundo plato con bacalao y ensalada variada. Del mismo modo, no será correcto pedir (y es muy usual) un primer plato de pescado y un segundo plato de carne, o a la inversa, porque nos estaremos pasando en la dosis proteica y, además, nos faltarán la verdura y los hidratos de carbono. Lo sé, no siempre los menús que nos proponen facilitan poder hacer una elección correcta… ¡Lo constato continuamente!
  • No abusar de productos de consumo ocasional: podemos pedir algún tipo de producto de consumo ocasional si nos apetece, pero que la elección no siempre sea esta. Por ejemplo, es mejor no pedir siempre una carne roja como ternera, sino priorizar antes el consumo de carne blanca, legumbre, huevo o pescado; no escoger platos a base de fritura o que lleven contundentes salsas con frecuencia…
  • Para beber… ¡agua!: sin duda escoger agua es la elección más saludable. Si tenemos costumbre de pedir vino, hay que recordar que las mujeres deberían tomar, como máximo, medio vaso de vino al día, y los hombres un vaso. Y conviene no abusar de refrescos azucarados, ni que sea en su versión ligera, mejor ¡priorizar el agua!
  • Para acompañar pan, mejor si es integral: recordad que el pan integral nos aporta más fibra, vitaminas y minerales que el pan blanco o refinado.
  • Hacer un pequeño repasito mental de lo que ya habéis comido los últimos días: facilitará que la dieta sea variada. Claro que a veces se impone escoger lo que vemos que más nos apetece en ese momento, pero yo os recomiendo tenerlo también en cuenta…
  • De postre: yogur o fruta. Éstos deberían de ser nuestros postres de elección casi siempre, y reservarnos otros postres, como otros productos lácteos, zumos, repostería, etc., para ocasiones esporádicas.
  • ¡Ah! Y, por último, hay que controlar lo que se toma después. No vale hacer una elección muy saludable y luego pedir grandes cantidades de café o copas con alcohol para terminar.

¿Cómo lo veis?

Si tenemos en cuenta estas pequeñas recomendaciones, conseguiremos una dieta equilibrada, además de disfrutar de comer un día fuera de casa. ¡Doble beneficio!

 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.