{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

¡Hola a todos! Con motivo del reconocimiento de la dieta mediterránea como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad hemos querido dedicarle este post. Algunos podrían pensar que la dieta mediterránea por ser conocida con el nombre de “dieta”, es un régimen para perder peso, pero nada más lejos de la realidad. La dieta mediterránea es un estilo de vida basado en tres pilares: la alimentación saludable, disfrutar del medio ambiente y hacer un poco de ejercicio.

Ventajas y mitos de la dieta mediterránea

Debido a su gran tradición y variedad cultural se han generado falsos mitos alrededor de sus propiedades y ventajas. La realidad es que, tras muchas investigaciones, se ha demostrado que los habitantes de los países mediterráneos sufren menos enfermedades cardiovasculares que en el resto de países occidentales. Esto se debe a las cualidades de los tres alimentos claves de la dieta mediterránea: el aceite de oliva, el vino y el pescado azul.

Se ha dicho de todo sobre estos tres alimentos, pero tienen muchas cualidades. Tanto el aceite de oliva, con su gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, el vino tinto, con sus antocianos* cardiovasculares y el pescado azul, rico en ácidos omega 3, nos ayudan a reducir nuestros niveles de grasa en sangre. Por todo esto y por que tenemos la suerte de poder disfrutar de ellos en cantidades moderadas. De esta manera conseguiremos gran parte de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, eso sí, sin olvidarnos de la importancia de comer variado y hacer un poco de ejercicio todos los días.

*Colorantes naturales (polifenoles) que se encuentran en la piel de las uvas moradas, responsables del color de los vinos tintos.

¿Cómo se prepara?