{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El buen tiempo ya ha llegado un año más y nos va acompañar durante unos meses. Por eso, a muchos nos apetece aprovechar las horas de Sol ¡y todos sus beneficios! Pero, para ello, hay que dedicar una especial atención a nuestra piel.

Nuestra piel define, limita y protege nuestro organismo. ¿Y qué necesitamos para cuidarla en esta época veraniega? La alimentación es el factor más importante para su cuidado y conservación. También para su buen aspecto, se necesita haberla mantenido hidratada durante los meses más fríos, así evitaremos tomar el sol con la piel seca. Algunos de los consejos para preparar nuestra piel para el sol son: tomar, al menos, 8 vasos de agua al día; incluir en nuestra alimentación pescado y marisco, cereales integrales, legumbres y hortalizas y verduras, entre otros grupos de alimentos; mantener una buena rutina facial de limpieza, tonificación e hidratación de la piel, etc. ¡Y no nos olvidemos del papel de las vitaminas!  

Algunas vitaminas son fundamentales para el buen estado de nuestra piel. Veámoslas:

  • Vitaminas del grupo B: la riboflavina o vitamina B2, la niacina o vitamina B3 y la biotina o vitamina B8 contribuyen al normal mantenimiento de la piel. Las encontramos, sobre todo, y de forma general, en los vegetales de hoja verde, los huevos, los productos lácteos y las legumbres.
  • Vitamina A y betacarotenos: también la vitamina A contribuye al normal mantenimiento de la piel y de las membranas mucosas. Además, por su aporte en betacarotenos, consumir regularmente frutas y verduras de colores anaranjados, amarillentos o rojizos, ayudará también a preparar la piel para el sol y a conseguir un moreno más duradero y saludable. Encontraremos los pigmentos de estas tonalidades en alimentos como zanahoria, naranja, papaya, melocotón, pimiento, albaricoque o pomelo rosado.   
  • Vitamina C: las frutas y verduras que tomamos en crudo, por ejemplo en forma de ensalada o de gazpacho, nos aportan esta vitamina antioxidante, necesaria para la síntesis de colágeno y por su papel protector celular. Los cítricos, los frutos rojos, como las fresas, y el kiwi nos aportan una gran cantidad de esta vitamina.

Aquí tenéis otro artículo sobre alimentos para protegerse del sol. Veréis que, además de estas vitaminas que hemos visto, algunos minerales como el zinc también son fundamentales para el mantenimiento de la piel.

Recordad también que es muy importante usar la crema de protección solar adecuada y evitar exponernos al sol durante las horas más calurosas del día.

Con todo ello y protección solar, ¡disfrutaremos del sol y cuidaremos de nuestra piel!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.