{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Problemas para digerir la lactosa

La lactosa es un azúcar natural presente en la leche de mamíferos como la vaca o la oveja, los animales que producen la leche que más consumimos. La lactosa se digiere en el intestino delgado, donde hay unas enzimas llamadas lactasas que se encargan de ello. La lactasa rompe la lactosa permitiendo su digestión, pero hay personas con menor actividad de la lactasa y, por lo tanto, la lactosa puede que no se digiera bien y se produzca una intolerancia a la lactosa.  

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

La mala digestión de la lactosa puede presentarse desde el nacimiento, pero también puede aparecer a cualquier edad. Se suele detectar porque puede causar episodios digestivos diversos. Por tanto, una vez detectados lo mejor es preguntar a un especialista cómo se debe adaptar la dieta para mejorar y no caer en desequilibrios nutricionales. La intolerancia leve o los problemas para digerir la lactosa se presentan en diferentes grados. En función del nivel de intolerancia, se pueden consumir más o menos alimentos que contengan este azúcar. Cuando hay lactasa residual a nivel intestinal es posible digerir cierta cantidad de lactosa. Cuando la intolerancia o los problemas para la digestión de la lactosa son leves, se pueden tolerar hasta 12 gramos de lactosa al día.

El yogur y la digestión de su lactosa

El yogur es un alimento con únicamente 4 gramos de lactosa. Los fermentos presentes en los yogures facilitan la digestión de la lactosa presente en este producto. Esto se debe a que durante la fermentación de la leche los fermentos rompen la lactosa y se la comen. Además estos fermentos llegan vivos al intestino, donde ayudan a romper y a digerir su lactosa. Las personas con problemas para digerir la lactosa pueden tolerar 12 g. de lactosa al día. Estos 12 g. se toleran mejor si se toman de forma repartida: en el desayuno, entre horas y en la cena. ¡Y con el yogur se puede!

¡No renuncies al yogur! Gracias a la acción de los fermentos se elabora el yogur con su sabor único, textura y propiedades saludables. Sus sabores y variedades gustan a todos. Se puede tomar a cualquier hora, todos los días, y tiene propiedades nutricionales saludables.

Además, el yogur es una importante fuente de calcio, que ayuda al normal funcionamiento de las enzimas digestivas, aporta proteínas que, junto al calcio y a la vitamina D, son los principales contribuyentes al mantenimiento y crecimiento de los huesos.

Por tanto para intolerancias leves o moderadas el yogur es una excelente alternativa para cubrir las necesidades de calcio diarias que tiene el organismo.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.