{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Cada segundo se consume en el mundo media tonelada de yogur1; por tanto, se puede decir que es un alimento de gran popularidad que no conoce fronteras y que ha logrado integrarse en las cocinas de todo el planeta: desde el *tzatziki* griego hasta el pollo tandoori de la India.

¿Pero sabías que inicialmente el yogur lo utilizaban los pastores búlgaros para mantenerse sanos? Allí, el yogur constituye todo un orgullo nacional y hasta se dice que es el secreto de su longevidad legendaria...

El descubrimiento accidental del kéfir, una de las formas de yogur más primitivas

Tal y como ocurrió con las patatas fritas, la tarta Tatin, el champán y el roquefort, el descubrimiento de una de las formas más primitivas de yogur ocurrió por puro azar: hace milenios, las tribus de pastores protobúlgaros fueron testigos de una transformación increíble de la leche2.

Por aquel entonces, los pastores solían transportar la leche en bolsas fabricadas con estómagos de cabra. Durante sus viajes bajo el calor del verano, se dieron cuenta de un fenómeno extraño: en un periodo de 48 horas, el líquido adquiría consistencia y un sabor ligeramente agridulce. Fue así como los pastores nómadas descubrieron el principio de la fermentación de la leche cuajada, que dio lugar al kéfir.

Del kéfir al yogur búlgaro: una receta cada vez más sofisticada

Los pastores búlgaros no dejaron de perfeccionar su receta. A lo largo de todo el país, cada región fue desarrollando su propia técnica para cuajar la leche, y gracias a toda esta creatividad nació el yogur búlgaro, una crema densa, firme, que se deshace en la boca y que, en su forma tradicional, hasta se puede cortar con un cuchillo.

La receta tradicional fue un éxito rotundo. Para elaborarla, los pastores calentaban la leche durante una hora en una sartén plana o bien al baño María en una cazuela con agua con sal. A continuación, la metían en una despensa a una temperatura de entre 40 y 42 °C para que se enfriara y se detuviera el proceso de fermentación, y así es como obtenían el preciado yogur.

Más adelante el proceso se profesionalizó para que cumpliera con la normativa de sanidad y seguridad, sobre todo con la fundación de la Central Dairy of Sofia en 1940.

El yogur búlgaro: ¿el secreto de la longevidad de los pastores?

Cabe destacar que la relación de Bulgaria con su yogur no acaba ahí: en 1905, un joven investigador búlgaro, Stamen Grigorov, descubrió que había determinados microorganismos responsables de convertir la leche en yogur, el Lactobacillus bulgaricus o bacilo búlgaro.

La identificación de esta cepa suscitó la curiosidad de Élie Metchnikoff, premio Nobel de Medicina en 1908 y subdirector del Instituto Pasteur. Fue él quien se dedicó a ahondar en el posible vínculo entre un consumo regular de yogur y la excepcional longevidad de los pastores búlgaros. Formuló la hipótesis de que la leche fermentada ayudaba a reducir los problemas de digestión y que limitaba la proliferación de las bacterias responsables del envejecimiento.

A pesar de que no se ha llegado a encontrar una explicación para el secreto de los ancianos centenarios de Bulgaria, muchos investigadores han seguido estudiando los beneficios del consumo diario de yogur. El yogur búlgaro —a diferencia de la leche sin fermentar y sin pasteurizar5— puede haber ayudado a mejorar la legendaria salud de los habitantes de los montes balcánicos.

El Festival del Yogur, toda una fiesta en Bulgaria

El Festival del Yogur, celebrado en el municipio de Tran5 a finales de junio y principios de julio, sirve para conmemorar el plato nacional de Bulgaria. Los visitantes del festival participan en una competición de productos lácteos en la que hacen gala de la creatividad de sus yogures caseros. Se trata de un acontecimiento de gran relevancia en un país que produce más de 200 000 toneladas de yogur cada año.

Yogur DANONE, fruto de los 90 años de experiencia de DANONE

El yogur DANONE, que forma ya parte de la historia de la compañía, es uno de los productos estrella de DANONE, que cuenta con 90 años de experiencia en el proceso de la fermentación.

La compañía también se dedica a investigar las interacciones que se dan entre los cultivos de microorganismos y la microbiota, y a profundizar cada día más en sus conocimientos sobre yogur y nutrición.

 

Fuentes:

1http://www.planetoscope.com/Produits-laitiers/1843-consommation-mondiale-de-yaourts.html

2http://www.yogurtinnutrition.com/wp-content/uploads/2015/01/yini_infographie_timeline_fr.pdf

3http://www.produits-laitiers.com/article/connaisssez-vous-le-kefir

4http://www.who.int/nutrition/publications/guidingprin_nonbreastfed_child_fr.pdf

5 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3859987/

6http://bnr.bg/fr/post/100428955/la-ville-de-tran-celebre-le-yaourt-bulgare

 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder