{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Como bien debéis saber, es importante que nuestros peques tomen lácteos para el buen crecimiento y desarrollo de sus huesos, pero también para que todo el organismo en general funcione perfectamente. Pero… ¿Qué alimentos son los más apropiados? ¿Les damos suficiente cantidad? El objetivo de este post es ayudaros a aclarar estas dudas.

El calcio en distintas etapas de la vida

La niñez es la etapa de la vida en que se necesita más calcio. Hasta los 30 años más o menos es cuando el cuerpo tiene más capacidad de hacer reservas de calcio. Es por ello que es la mejor etapa para rellenar los depósitos de calcio, y así fortalecer sus huesos para que crezcan perfectamente.

Si ya de pequeños cuidamos de su salud ósea, ayudaremos a asegurar una buena reserva de calcio y disfrutar de huesos fuertes en el futuro. Por eso, los peques tienen que tomar como mínimo 2 raciones de lácteos al día, a partir de leche, yogures y queso, que además de calcio, también aportan vitamina D, que ayuda a absorber mucho mejor este mineral. La cantidad de calcio que se necesita depende de distintos factores, como la edad; por ejemplo, los niños y adolescentes requieren más calcio que los adultos. Y… ¿Cómo les podemos dar todo el calcio que necesitan?

Desde el primer año de edad, que es cuando ya empiezan a tomar leche de crecimiento, yogures naturales o queso fresco, y hasta más o menos los 3 años, se recomienda que coman 2 raciones de lácteos al día, y se puede hacer con diferentes combinaciones; ahí van unos ejemplos:

  • 1 vaso de leche para desayunar y 2 yogures, uno de postre y el otro en la merienda.
  • 1 vaso de leche para desayunar y 2 Danoninos para merendar o de postre.
  • 1 vaso de leche para desayunar y 40-60g de queso en el bocadillo.

¿Cómo lo veis? No es difícil llegar a la dosis mínima, ¿no? Y a partir de ahí, si en un mismo día quieren tomar más de ellos, ¡aún mejor!

A partir de los 4 años hasta los 9, aproximadamente, se aconseja tomar de 2 a 3 raciones al día, unos ejemplos serían:

  • 2 vasos de leche, uno para desayunar y el otro para merendar y 2 Danoninos de postre.
  • 1 vaso de leche para desayunar, 40-60 g de queso para el bocadillo de media mañana y 1 yogur de postre o en la merienda.
  • 1 vaso de leche para desayunar, 2 Danoninos para el postre o merienda y 40-60 g de queso en el bocadillo de la media mañana.

Cuando ya son más mayores, y hasta los 30 más o menos, requieren entre 3 y 4 raciones de lácteos al día, por lo tanto, algunos ejemplos pueden ser:

  • 2 vasos de leche, uno en el desayuno y otro en la merienda,  2 yogures, uno a media mañana y el otro en el postre y 40-60 g de queso en el bocadillo de la merienda.
  • 1 vaso de leche para desayunar, 40-60g de queso en el bocadillo o ensalada y 2 Danoninos en el postre y 1 yogur en la merienda.
  • 2 vasos de leche, uno para desayunar y otro para merendar, y 40-60g de queso en el bocadillo de media mañana y 2 Danoninos de postre.

Como veis, hay multitud de combinaciones y formas de que los peques y no tan peques, tomen calcio, así que sólo es cuestión de probar cuál es la que se adapta mejor a ellos, y… ¡a comer muchos lácteos y a ayudar a cuidarlos desde bien pequeñitos para que tengan unos huesos fuertes!

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder