{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

La leche y los productos lácteos como el yogur son uno de los elementos básicos en nuestra dieta DIARIA desde que nacemos. Contienen nutrientes imprescindibles COMO (calcio, proteínas, vitaminas) para desarrollar unos huesos y músculos sanos.

La necesidad de tomar lácteos varía según la edad. Durante la etapa de crecimiento, es crucial. Y en algunos momentos de la vida, como el embarazo o la menopausia, también son muy necesarios viéndose aumentadas las raciones de lácteos que se deben consumir cada día.

Sin embargo, algunas personas suelen tener dificultades para digerir la leche, concretamente la dificultad de diferir su azúcar, la lactosa.

¿Qué alimentos contienen lactosa?

La lactosa se encuentra en la mayoría de productos lácteos como:

  • la leche
  • el queso
  • el yogur
  • el helado

Además la lactosa se utiliza como ingrediente en muchos otros preparados alimentícios. Algunos alimentos suelen presentar en su etiqueta un símbolo, indicando que no contienen lactosa. Se puede comprobar la composición de cada producto en su etiqueta: en ella, encontramos el listado de ingredientes que se expresa en orden decreciente, de mayor cantidad a menor cantidad, en la que se encuentran presentes.

Los productos basados en leche fermentada como el yogur contienen bacterias ácido lácticas vivas no patógenas que ayudan a la digestión de la lactosa del propio producto, por lo que pueden ser mejor tolerados por personas con intolerancia a la lactosa leve o moderada.

El yogur fresco. Una excelente elección para las personas con dificultades para digerir la lactosa

Siempre comprobando el grado de intolerancia para las personas que se encuentran en esta situación, una buena alternativa es el yogur.

El proceso de fermentación propio del yogur permite deshacer (hidrolizar) parte de la lactosa que contiene, haciendo más fácil su digestión. Además es un producto que, al igual que la leche, es importante fuente de proteínas, vitaminas y calcio.

A diferencia de los productos pasterizados después de la fermentación (que no contienen microorganismos vivos), el yogur fresco, que mantiene sus bacterias vivas, ha demostrado tener mejor digestibilidad de su lactosa.

Por todo ello, el yogur puede ser una opción para aquellas personas con dificultades para digerir la lactosa.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.