{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Sufres molestias durante la digestión después de consumir productos ricos en lactosa? ¿Crees que puedes tener intolerancia a la lactosa? Quizá tengas la idea de que el yogur tiene los mismos efectos que la leche o el queso. Lo cierto es que el yogur podría ser el único producto lácteo que te ayude a digerir mejor la lactosa.

Vamos a intentar ver el yogur natural de DANONE desde una perspectiva nueva y a descubrir a un aliado nuevo y muy nutritivo para nuestra alimentación diaria.

¿Cuáles son las dificultades que sufren algunas personas por culpa de la lactosa?

Se estima que unos dos tercios de la población mundial tienen una capacidad reducida para digerir la lactosa, un tipo de azúcar presente en la leche1.

De hecho, en la mayoría de los casos, dichas dificultades se deben a la propia capacidad (o mejor dicho, a una falta de capacidad) del organismo para producir una enzima llamada «lactasa». ¿Cuál es su función? La de descomponer la lactosa. Este trastorno consiste en una dificultad para digerir la lactosa2.

Un pequeño porcentaje de las personas que lo sufren pueden padecer también molestias intestinales, y esto es lo que se conoce como intolerancia a la lactosa. Los síntomas se manifiestan cuando el organismo es incapaz de descomponer la lactosa en azúcares más simples y más fáciles de digerir, como la glucosa y la galactosa. La lactosa sin digerir llega al colon, donde provoca molestias como retortijones y náuseas3.

Dificultades para digerir la lactosa: qué alimentos hay que evitar

Si crees que tienes dificultades para digerir la lactosa, seguramente tendrás que modificar tu alimentación para adaptarte a dichas dificultades. El grado de flexibilidad y los requisitos concretos de cada dieta deben evaluarse individualmente en función de tu nivel de sensibilidad a la lactosa.

Muchas veces, no es necesario prescindir por completo de los productos lácteos, puesto que cada tipo de producto contiene diferentes cantidades de lactosa4. Por ejemplo, la mantequilla apenas contiene lactosa, y lo mismo ocurre con el queso curado, gracias al prolongado proceso de fermentación al que se somete.

Tolerancia a la lactosa: adoptando buenos hábitos

¿Sabías que puedes incrementar tu grado de tolerancia a la lactosa si consumes una pequeña cantidad de lácteos con las comidas y repartes la ingesta a lo largo del día?5

¿Tienes dificultades para digerir la lactosa? Puede que no tengas que prescindir del yogur 

A pesar de ser un lácteo, el yogur es más fácil de digerir que la leche6. ¿Por qué? Por dos motivos:

  • Porque la leche en polvo que se añade al yogur de por sí contiene menos lactosa;
  • Por los microorganismos vivos que se encuentran de forma natural en el yogur o que se le añaden y que no solo determinan su sabor y su textura sino que también ayudan a descomponer y digerir la lactosa durante la fermentación y posteriormente en el intestino5.

Como ves, incluir un yogur en tu dieta aporta múltiples beneficios: no solo es un producto delicioso, versátil y fácil de consumir, sino que además lo puedes personalizar a tu gusto.

El yogur de DANONE: leche, fermentos y 90 años de experiencia

Aunque el yogur de DANONE contiene muy pocos ingredientes (básicamente una mezcla de leche y de dos fermentos, Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophiles), nuestros 90 años dedicados a la investigación y el desarrollo garantizan que te aporta nutrientes esenciales como el calcio y las proteínas6.

Fuentes

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.