{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Sueño, bostezos exagerados, falta de energía, poca concentración en el trabajo… Todos estos síntomas están estrechamente ligados al cansancio. ¿Los has notado últimamente? Lo primero es preguntarnos por qué nos sentimos así: tal vez no durmamos lo suficiente, no comamos lo necesario o quizá nos aceche el estrés. Sea como sea, aquí te dejamos varios consejos que te ayudarán reducir el cansancio al final del día. ¡Apunta todos y cada uno de ellos!

Consejos para reducir el cansancio:

El cansancio excesivo puede ser un verdadero lastre a la hora de afrontar las actividades del día a día. Muchas veces son nuestro ritmo de vida o algunas costumbres adquiridas las que provocan ese cansancio. En Alimenta Sonrisas te damos 10 trucos para tratar con él.

Anticípate al cansancio. No retrases la hora de dormir

Probablemente no tengas sueño y prefieras ver esa serie de televisión que tanto te gusta o continuar leyendo aquel libro que tan enganchado te tiene, ¿verdad? ¡Pues no! Haz un esfuerzo y vete a la cama a una hora prudente: puede que en ese momento no tengas sueño, pero cuando suene el despertador al día siguiente te aseguramos que así será. Deja que tu cuerpo descanse unas ocho horas para poder levantarte con energía. ¡Es algo fundamental!

Comienza el día con un buen desayuno

La mayor parte de energía que nuestro cuerpo necesita procede de los alimentos, por eso es fundamental ingerirlos a lo largo del día. Puede que debido al madrugón no tengas el estómago para muchas fiestas, ¡pero debes cambiar la actitud! Después de unas ocho horas sin comer, debemos recargar el cuerpo con alimentos. Levántate diez minutos antes y prepara un desayuno saludable que incluya hidratos de carbono (tostadas o cereales), proteínas (huevo, pavo, jamón serrano…) y vitaminas (frutas).

Procura no estresarte

Ni en casa ni en la oficina. A veces un exceso de trabajo y responsabilidades nos provoca una situación de ansiedad y estrés que no nos beneficia en absoluto y que nos deja agotados. Trata de tomarte las cosas con calma y organízate el día, apuntando las tareas en una agenda si es necesario. Prioriza siempre lo importante y deja a un lado lo que no. Cuando sientas que no puedes más, para, respira hondo y cuenta hasta diez.

Regula tu descanso. Que no se te vayan las siestas de las manos

Después de una mañana entera de trabajo y tras haber comido, nos entra ese sopor tan habitual al que pocas veces podemos resistirnos. Si necesitas echarte una siesta procura que ésta no sobrepase los treinta minutos. Lo creas o no, es tiempo suficiente. Si nos echamos siestas de dos horas después nos despertaremos más aturdidos y, lo que es peor, afectará a nuestro descanso nocturno haciendo que nos cueste mucho más conciliar el sueño.

¡Trabaja tu cansancio! ¡Practica ejercicio!

Es una de las claves principales que nos ayudarán a reducir el cansancio. Durante la práctica de ejercicio nuestro cuerpo libera endorfinas, las cuales colaboran en la mejora de nuestro humor y nos hacen sentir más enérgicos. Esto nos viene fenomenal a lo largo del día, pero también es una buena terapia para por la noche, pues nuestro cuerpo estará más cansado y tardaremos mucho menos tiempo en dormirnos, facilitando así el descanso.

Aumenta tus niveles de vitamina B9

Este nutriente contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario, y ayuda a la función psicológica normal, lo que más nos interesa en este caso, ayuda también a disminuir el cansancio y la fatiga. ¡Reforzar su consumo puede ser una buena solución! ¿Cómo? Tomando alimentos ricos en este nutriente, como podrían ser las espinacas, las lentejas, los espárragos, el brócoli o los cacahuetes.

Reserva algo de tiempo para ti

Por supuesto, no todo es trabajar y mantenerse ocupado. Intenta reservar un par de horas al día para ti: disfrutar con tu familia, salir con tus amigos, ir de compras o simplemente relajarte en el sofá tomando un delicioso café o viendo la televisión. Estos pequeños momentos nos ayudan a combatir el estrés y, por tanto, el cansancio diario que éste puede generarnos.

Mantente hidratado todo el día

Aunque no lo creas, el agua nos ayuda a regular la temperatura corporal y a mantener correctamente nuestras funciones físicas y cognitivas. Por eso es importarla tomarla diariamente. Procura beber agua incluso cuando no tengas sed. ¡Recuerda que dos litros diarios es lo ideal!

Haz cinco comidas diarias

Como hemos comentado al principio, los alimentos son la fuente principal de la que poder obtener energía, por eso es fundamental que no pasen más de tres o cuatro horas sin que suministremos nutrientes a nuestro organismo. Para ello es necesario realizar cinco comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

¡Date un capricho!

Para aquellas ocasiones en las que hayamos tenido una semana muy ajetreada y sintamos la necesidad imperiosa de descansar, no viene mal darnos un pequeño capricho que nos ayude a combatir el cansancio. Aprovecha el fin de semana para acudir a un spa y relajarte en sus aguas termales o bien para darte un masaje. ¡Te lo mereces!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.