Una forma muy eficaz de contribuir a la protección del medio ambiente es reciclar los residuos que generamos en nuestro día a día. Reciclando nuestros residuos conseguimos ahorrar recursos naturales, ya que recuperamos los residuos convirtiéndose de nuevo en materia prima; ahorramos energía, porque muchas veces es más fácil reconvertir que crearlo de nuevo y ayudamos a proteger el medio ambiente al usar materiales reciclados. Es por este motivo que en Lanjarón, nos hemos comprometido a que todas nuestras botellas sean 100% hechas de otras botellas en 2021.

La sostenibilidad es uno de nuestros pilares básicos, en el que trabajamos cada día para superarnos y ser una empresa más respetuosa con el medio ambiente. Es por esa preocupación por la naturaleza que nos rodea que hemos dado un paso adelante en nuestro compromiso con el uso de plástico reciclado, comprometiéndonos en tener todos nuestros envases hechos 100% de otras botellas en 2021 y ser neutros en carbono en 2025.

En paralelo, trabajamos para minimizar el impacto medioambiental de nuestra actividad en toda la cadena de valor. Ejemplo de ello lo es que, año tras año, hemos ido reduciendo nuestro impacto en el medioambiente. Para ello, en la planta de Lanjarón investigamos y desarrollamos nuevas formas de recudir las emisiones de CO2. Entre los años 2000 y 2014 hemos reducido el consumo de energía en un 18%, la tasa de residuos en un 23% y el agua industrial utilizada en un 48%.

Además, como parte de la compañía Danone, somos parte activa del proyecto ReNueva en colaboración de la Fundación Trinijove, Ecoembes y el Fondo Danone Ecosystem. Un proyecto de economía circular que pretende dar una segunda vida a nuestros envases, recuperándolos y reincorporándolos en forma de plástico reciclado en nuestras mismas botellas para poder ser reutilizados.

Con este objetivo se ha credo una planta de selección y clasificación de residuos donde seleccionamos los envases plásticos de calidad, concienciamos a la sociedad sobre la importancia del reciclaje y formamos a personas con riesgos de exclusión social o con discapacidad. En conclusión, creemos que cada vez que comemos y bebemos, elegimos el mundo el que queremos vivir y así intentamos transmitirlo en nuestras actuaciones.

Cleanfluencers

Durante el verano de 2018, desde Lanjarón hemos puesto en marcha una iniciativa a gran escala de limpieza de ocho playas de Andalucía. De esta forma, y gracias a un total de cerca de 1.700 voluntarios, hemos recogido casi dos toneladas de residuos.

La campaña ‘Cleanfluencers’, contó con la participación de los influencers Marta Carriedo, José Lamuño y Teresa Seco, que animaron a participar a todos sus seguidores que quisieran sumarse al proyecto desde sus redes sociales. De esa forma se consiguió convertir las jornadas de limpieza en una actividad lúdica con puntos de información para la participación de nuevos voluntarios en la campaña.

Con iniciativas como estas, Lanjarón pone el foco en las costas de su tierra de origen: Andalucía. Para concienciar a la sociedad sobre la importancia de proteger el medio ambiente y luchar contra el abandono de residuos, también conocido como littering, ya que la realidad es que, a nivel global, el 80% de los residuos que acaban en el mar provienen de la tierra y se estima que en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar.

Para que la basura no llegue al mar

Lanjarón y la Fundación Ecoalf firman un convenio de colaboración anual con el fin de poner en marcha proyectos destinados a la protección del medio ambiente.

A partir de este febrero de 2018 comienza la primera iniciativa en el litoral andaluz, un proyecto que tiene como objetivo, frenar la basura que se acumula en los cauces cercanos a las costas (las ramblas) antes de que las lluvias torrenciales la arrastren al mar.

Por más metros de costas limpias

Este año, dentro del proyecto, uno de los objetivos que nos marcamos fue ayudar en la restauración del parque natural de la Albufera de Valencia con la iniciativa “por más metros de costas limpias” el que transcurrió entre septiembre y octubre de 2017. Para el desarrollo de esta iniciativa hemos contado con la colaboración de las organizaciones Fundación Global Nature, Asociación Vertidos Cero, la Asociación Paisaje Limpio y el apoyo de Ecoembes y Fundación Ecoalf y con el respaldo de las autoridades gestoras del Parque Natural.

La Albufera de Valencia es un entorno donde naturaleza y actividad humana conviven en un mismo espacio. Sin embargo, una falta de conocimiento y compromiso de una parte de los ciudadanos, implica que encontremos un importante volumen de residuos, lo que hace que cada vez tenga más importancia la sensibilización y concienciación. Uno de los objetivos del proyecto fue actuar sobre los humedales para eliminar esa gran cantidad de residuos flotantes, evitando que quedasen retenidos en la vegetación afectando a flora y fauna, para posteriormente caracterizarlos, gestionar su retirada y reciclarlos. Para dar a conocer este proyecto e implicar a las máximas personas posibles, iniciamos una campaña digital para invitar a nuestros consumidores a sumar metros cuadrados de costa limpia bajo el hashtag #1m2dePureza.

Nuestro proyecto se financia a través del 100% de los beneficios de nuestra icónica botella roja.

Decálogo ciudadano: contra las basuras marinas

En Lanjarón tenemos clara nuestra responsabilidad sobre el tratado de residuos, por ello seguimos innovando para encontrar soluciones más ecológicas y de menor impacto medioambiental en nuestros productos así como nos comprometemos con causas que luchan en la misma dirección.

Junto a otras empresas y entidades, nos hemos adherido al Decálogo del Ciudadano contra las basuras marinas impulsado por AEBAM (Asociación Española de Basuras Marinas). Con esta adhesión adoptamos voluntariamente una serie de conductas para contribuir al buen estado ambiental de nuestros mares, playas y océanos y nos comprometemos a promover y divulgar estas buenas prácticas.

Puedes consultar y adherirte al decálogo aquí así como seguir la iniciativa en redes sociales a través del hashtag #BasurasMarinas.

Life Adaptamed

Lanjaron colabora como cofinanciador en el proyecto Life Adaptamed que se centra en tres zonas de Andalucía como son Cabo de Gata, Doñana y Sierra Nevada.

El cambio climático es uno de los principales problemas al que se enfrentan los Espacios Protegidos mencionados anteriormente, y los bienes y servicios que aportan. El objetivo del proyecto Life Adaptamed es proteger a los servicios ecosistémicos ubicados en esta zona ante los efectos del cambio climático. Esta protección, pretende conseguirse a través de medidas de gestión adaptativa, lo cual implica el manejo de hábitats para incrementar su resistencia y resiliencia ante los efectos del cambio climático y otras perturbaciones. Con esto se busca mejorar la capacidad de provisión de bienes y servicios.

Life Adaptamed es un proyecto con un marcado componente de servicio social.