Qué incluir en un desayuno infantil perfecto

Compartir
Añadir a favoritos

El desayuno aporta energía para empezar el día y contribuye a ingerir los nutrientes necesarios de forma óptima. Por eso es muy importante promover un desayuno saludable, rico en nutrientes, vitaminas y minerales, y crear el hábito en la infancia de nuestros hijos.

¿Qué debería incluir un buen desayuno para niños? ¡Un desayuno saludable tiene que contener alimentos que den a los niños la energía para empezar el día y los acompañe en sus aventuras! Un desayuno que es considerado equilibrado es el que contiene lácteos, frutas y cereales, aportando entre el 20-35% de las calorías diarias que necesita el niño. ¿Por qué lácteos, frutas, y cereales?

Lácteos

Es muy importante que los peques consuman lácteos porque los ayuda a desarrollarse y crecer. Una de sus principales características es el efecto del calcio y la vitamina D en la salud ósea. Además, la leche y el yogur, el queso y las leches fermentadas dan proteína, micronutrientes y  componentes bioactivos, que ayudan a alcanzar los valores  nutricionales en niños.

Fruta

La fruta es otro básico del desayuno saludable, y es recomendado ingerirla por lo menos 3 veces al día. Con su alto contenido de agua, la fruta ayuda a tener una buena hidratación, aporta un alto contenido de hidratos de carbono, como azúcares, almidón y fibra, y una gran proporción de vitaminas y minerales.

Cereales

La ciencia ha demostrado que consumir regularmente un desayuno que incluya cereales (avena, muesli, pan…) ayuda a alcanzar las recomendaciones nutricionales, particularmente de fibra dietética, vitamina B, folato, calcio, hierro, magnesio y zinc.

Además de aportar los valores nutricionales correctos, es muy importante que el desayuno de los niños sea dado en buenas condiciones:Sentadocon al menos 15 minutos de dedicaciónrelajado y sin limitaciones que no aporten.

El desayuno en niños con edad escolar se divide en dos: el que toman en casa nada más levantarse, y el que se toma en el recreo a media mañana. Este último es el que tiene más posibilidades de convertirse en poco saludable.

¿Qué podemos hacer para que el desayuno de media mañana de los peques sea más sano?

En el caso de consumir bocadillo, usemos un pan integral de calidad y cambiemos los embutidos por queso, tortilla o atún. • Intentemos que tomen como tentempiés alguna fruta, un yogur y frutos secos, así evitamos galletas, bollería, cremas untables, y snacks salados.

Danonino Pouch y Bebedino, son ideales para llevar al cole y completar su desayuno. Contienen calcio y son enriquecidos con vitamina D, que contribuye a la absorción y utilización

normal del calcio. Además, ¡pueden permanecer hasta 8 horas fuera de la nevera! Así que no te olvides de meterlos en la mochila de tus peques 😉  

Fuentes:
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Portal Estadístico del SNS. Encuesta Nacional de Salud  de España. Disponible en: https://www.msssi.gob.es/estadEstudios/estadisticas/encuestaNacional/home.htm.
Nancy Babio, Laura Barrubés y Jordi Salas-Salvadó. Informe: importancia del consumo y calidad del desayuno en población infantil y adolescente. Unidad de Nutrición Humana. Departamento de Bioquímica y Biotecnología. Facultat de Medicina i Ciències de la Salut. Universitat Rovira I Virili. Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili. Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición, Instituto de Salud Carlos III. Madrid, España.