{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¡Las manzanas están buenísimas en una ensalada! Ya sabéis que las ensaladas admiten ingredientes muy diferentes, por eso existen tantos tipos. En este post vamos a explicar qué consejos debemos seguir para elaborar una ensalada con manzana riquísima.

Este tipo de ensaladas tienen mucha historia. Según se dice, una de las primeras ensaladas de manzana que se conoce es la clásica ensalada Waldorf, del año 1893, y fue elaborada por el chef del famoso hotel de Nueva York que le confiere el nombre. Los ingredientes principales son, además de la manzana, las nueces, el apio y un aliño de mayonesa. Suele acompañarse con lechuga y pasas. 

Para elaborar nuestra ensalada, antes que nada, deberemos elegir una variedad de manzana que sea adecuada. Las más utilizadas son las variedades Golden Delicious, de color amarillo, o la Grand Smith, de color verde. Estas variedades tienen un punto más ácido y una textura más consistente que las variedades rojas, que se caracterizan por ser más dulces y de textura más harinosa. Aunque, como en la variedad está el gusto, podéis elegir la que prefiráis.

Seguro que si habéis preparado alguna ensalada con manzana y la habéis servido al cabo de un rato, la manzana se habrá puesto de un colorcito marrón no muy agradable, ¿verdad? Esto ocurre cuando el interior de la manzana (pelada) entra en contacto con el oxígeno, pero una buena forma de combatir la oxidación de la manzana es añadiendo unas gotas de limón. El limón podéis añadirlo directamente o bien podéis poner un cuenco con agua y añadirle unas gotas de limón. ¡Veréis que ya no se oxida! Pensad que si usáis un aliño de vinagreta, con vinagre de módena, no es necesario hacer este paso, ya que el color negro del vinagre tintará la manzana.

Incorpora la manzana a tu ensalada

Otra idea fantástica es probar de incorporar la manzana de distintas formas: a cuadrados más o menos grandes, a rodajas, a tajos, rallada, etc. ¡O con piel, si está bien limpia!

¿Queréis más opciones de ensaladas con manzana? ¿Qué os parecen estas?:

  • Ensalada de pollo con manzana y piña.
  • Ensalada de col y manzana escaldadas: cuando se haya enfriado, le podemos añadir aceite o una salsa de yogur.
  • Ensalada de lechuga con pasas, frutos secos, queso y manzana.

También podéis escoger entre una de estas salsas con yogur y/o manzana

Salsa de manzana

Necesitaremos 2 manzanas verdes, 2 cucharadas soperas de azúcar, 1 taza de agua, 1 lata pequeña de crema de leche, sal y pimienta.

La preparación es muy sencilla. Tendremos que licuar la manzana con el limón, el azúcar y el agua. A continuación, ponemos el licuado en una cazuela y lo dejamos hervir durante 7 minutos, removiendo de vez en cuando para que tenga una textura final homogénea.

Salsa de yogur y limón

En este caso, hace falta 1 yogur natural Danone sin azúcar, 1 limón, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharadita de sal, ½ cucharadita de pimienta negra y 2 dientes pequeños de ajo. Necesitamos exprimir el zumo de 1 limón, machacar los dientes de ajo en un mortero o bol y, en este mismo bol, añadir el zumo de limón, el yogur, el aceite de oliva, la sal y la pimienta. Podemos batir la salsa final para obtener una textura más fina.

Salsa de yogur con cilantro y jengibre

Los ingredientes necesarios son 1 yogur natural Danone sin azúcar, 1 cucharadita de cilantro, 1 cucharada sopera de aceite de oliva, unas gotas de lima, ½ cucharadita de jengibre, sal y pimienta. Lo batimos todo hasta crear una masa homogénea.

No olvidéis que la manzana es una fruta con un sabor bastante neutro, y que, por lo tanto, admite muchos ingredientes diferentes. ¡Atreveos a mezclarla con lo que más os guste, seguro que el sabor resultante es extraordinario!

Con todas estas opciones, ya podéis personalizar vuestra ensalada de la forma que más os guste. ¡Disfrutadla! La ensalada es una opción muy refrescante en esta época del año.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder