{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Yogurt, yogourt, yoghurt, yoghourt o incluso yagurt, Hay una vacilación ortográfica a la hora de nombrar (y sobre todo de escribir) la palabra yogur. La RAE no vacila. Recomienda como escritura correcta del término únicamente la forma yogur, adaptación del francés yogourt que, a su vez, proviene del término turco yoğurt.

Yogurt vs Yogur: Historia de una palabra

Todas las historias son dos historias. La historia en sí, es decir, el conjunto de acontecimientos sucedidos y la historia de cómo esos sucesos llegaron a tener un nombre. La historia de los productos es la historia de su descubrimiento, de su evoución, de su mejora... pero también la historia de cómo estos productos llegaron a tener el nombre con el que los hemos llegado a conocer.

En el caso del yogur, los orígenes del productos se difuminan. Su procedencia se remonta más allá de los límites en los que la historia adquiere cierta precisión. No podemos identificar con seguridad un inventor, ni siquiera un origen geográfico. Es probable (pero no seguro) que el yogur surgiese de forma espontánea. Varios pueblos antiguos utilizaban odres fabricados con pieles de cabra que utilizaban para transportar líquidos, como el agua o la leche. Una teoría bastante extendida es que el yogur habría surgido de forma involuntaria, al transportar leche en un odre en el que habitarían cultivos de Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus, las bacterias responsables de la fermentación de la leche que da como resultado el yogur.

A principios del S XX empezó a crecer extraordinariamente la popularidad del yogur en todo el mundo, entre otras cosas gracias a la labor de investigación y difusión realizada por el eminente microbiólogo ruso Iliá Méchnikov, premio nobel de medicina

Etimología del yogur

El origen del producto entra dentro del campo de la especulación, pero sí podemos rastrear el origen del término y, por tanto, la historia de cómo pasó de lo accidental a lo cultural. La palabra yogur proviene de Turquía, el término yoğurt  es una derivación del verbo obsoleto yoğurmak, que significa 'amasar'.

La letra ğ se transcribía habitualmente como gh en la transliteración latina antes del año 1928, cuando se cambió el alfabeto árabe por el turco-latino. En turco moderno esta letra casi no se pronuncia, lo que genera una pronunciación /joˈuɾt/ semejante a la forma francesa (yaourt) del término.

Yogurt o Yogur: Las raíces de la confusión

El diccionario panhispánico de dudas advierte de la necesidad de evitar grafías como yoghourt, yogourt, yoghurt y yogurt, que son poco acordes con el sistema gráfico español. Seguramente la duda más frecuente a la hora de escribir yogur es la vacilación con el término yogurt. Es probable que por influencia del término inglés: yogurt. En inglés también son frecuentes las formas yoghurt o yoghourt

Un truco muy sencillo a la hora de recordar la forma correcta de escribir el término es pensar en el plural. El plural de yogur (yogures) resulta natural para el hablante hispano, mientras que convertir en plural la palabra yogurt siguiendo la regla común (añadir -es para palabras acabadas en consonante) produce la voz “yogurtes”, de fonética extraña para el hablante hispano.

Existe la tentación de hacer el plural, simplemente, añadiendo una -s al final (pasar de yogurt a yogurts), igual que se hace con otras voces de origen extranjero (por ejemplo: boicot o argot) pero este no es el caso de yogur. Otros términos terminados en t que forman el plural añadiendo -s terminan en vocal + t, que sí es una terminación relativamente frecuente, y se utiliza en palabras que, aunque puedan ser de origen foráneo, está muy asentadas en el idioma (es el caso del galicismo: carnet) o en neologismos (disquet). Pero el uso de una doble vocal al final de palabra no se corresponden con la norma habitual.

El nombre del yogur alrededor de España

Un pequeño viaje lingüístico por España nos revela que, a la confusión de la grafía en castellano puede contribuir el hecho de que, en otras lenguas del estado, existan similitudes con la voz anglosajona. En catalán el término iogurt conserva la –t final del turco (yoğurt) o el inglés (yogurt). Lo mismo sucede con el euskera (jogurt). En gallego el término iogur también suprime la t, pero, igual que el catalán, transforma la y (que no existe en estos idiomas) en el diptongo io-.

  • Español: yogur
  • Gallego: iogur
  • Euskera: jogurt
  • Catalán: iogurt
  • Inglés: yogurt, yoghurt, yoghourt
  • Francés: yaourt
  • Turco:yoğurt
  • Portugués: iogurte
  • Alemán: joghurt
  • Italiano: yogurt

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.