Alergias e intolerancias alimentarias en los bebés

Compartir
Añadir a favoritos

Cuando empieces con la alimentación complementaria podrás sacar dos tipos de conclusiones. La primera tiene que ver con sus preferencias, ¿qué sabores o texturas le gustan más?; la segunda, y más importante para su salud es ¿es alérgico o intolerante a algún alimento? Intenta introducir de forma gradual aquellos productos más problemáticos, haciendo un seguimiento de cómo reacciona ante ellos.

Alergias e intolerancias alimentarias

Una vez comiences el proceso de destete, dale solo aquellos alimentos que tiene una baja probabilidad de producir alergias como el arroz, las manzanas o las peras. A partir de los seis meses, y siempre combinándolos con la leche materna, puedes probar con más alimentos.
Las alergias suelen darse más en bebés que en adultos, incluso así solo afectan a un 7-8 % de los niños durante la primera infancia y muchas, como la alergia a la leche de vaca, desaparecen a medida que el niño crece.

Cómo distinguir una alergia de una intolerancia:
Básicamente por los síntomas. Mientras que una alergia implica una reacción extrema del sistema inmunitario, una intolerancia, por ejemplo a la lactosa, hace que el cuerpo no la pueda digerir.
Los síntomas más comunes de alergia a un alimento son:

  • Hinchazón de ojos y labios
  • Diarrea, vómitos y, a veces, estreñimiento
  • Resuello, moqueo, ojos enrojecidos y estornudos
  • Picores, urticaria y eczemas

Los resuellos marcados y la dificultad para respirar pueden ser señal de anafilaxia, lo cual requiere atención médica inmediata, aunque afortunadamente este tipo de reacción alérgica grave se da raramente.

¿Qué alimentos son más propensos a causar alergia?

  • Alimentos a base de trigo y otros alimentos que contienen gluten
  • Leche
  • Huevos
  • Pescados y mariscos
  • Cacahuetes
  • Frutos secos
  • Semillas

Si te preocupa que tu bebé pueda sufrir una alergia procura consultar a tu pediatra antes de incluir alguno de los alimentos que hemos marcado arriba, y sobre todo no se los des al bebé antes de los 6 meses.

¿Qué hacer si sufre una reacción alérgica?
Si tu bebé reacciona a algún alimento que ha tomado, llévale al médico, que podrá diagnosticar el problema y aconsejarte cómo tratar la alergia o intolerancia. Si diagnostican al bebé una alergia o intolerancia, puede llevarte un tiempo familiarizarte con los alimentos que puede y no puede tomar; hasta ese momento, lee siempre la etiqueta (la legislación sobre etiquetas para los alimentos te ayudará a detectar los alimentos que contienen posibles sustancias alergénicas).