{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

A continuación, vamos a describir algunas de las mejores recetas que existen de tartas de queso. ¡Pruébalo!

El pastel o tarta de queso es uno de los postres más comunes del mundo. Parece ser que su origen se remonta a la época griega, donde los atletas griegos la tomaban para que les diera energía para competir. Las tartas de queso son un postre ideal para disfrutar de un buen dulce en casa, fácil de elaborar y que se adapta a todos los paladares.

¿Sabías que existen en la actualidad más de 200 variantes de tartas de queso? Todas ellas tienen dos ingredientes base: el queso y el azúcar. Se clasifican en dos grandes variantes de tartas de queso: las horneadas y las frías.

Ahí van algunas de las recetas más bien valoradas:

Tarta de queso: la receta original

1 paquete de galletas tipo María, 220ml de nata líquida, 220g de queso cremoso o fresco, 120g de mantequilla, 3 láminas de gelatina, mermelada de nuestro sabor favorito y 20g azúcar.

Empezaremos triturando las galletas con una batidora y mezclándolas con la mantequilla derretida hasta formar una masa, con los dedos. Para muchos, ¡lo mejor de la tarta! A continuación, extendemos la masa por la base de un molde desmontable, hasta que quede bien compacta. Añadimos en un bol la nata líquida y la gelatina que, previamente, ha sido hidratada en agua, y las mezclamos las dos. Luego, echamos esta mezcla al vaso de la batidora y le agregamos el queso cremoso (hay quien prefiere queso fresco) y el azúcar. Una vez está la mezcla bien batida, la vertemos encima de la base del molde. A continuación, guardamos el molde en la nevera, al menos un par de horas, hasta que la tarta esté cuajada totalmente. Sacamos la tarta y la decoramos con mermelada de fruta. ¡Lista para comer!

¡Podemos añadirle por encima cualquier decoración a esta tarta! Algunos ejemplos son: frutas del bosque, miel y nueces picadas, crema de limón, membrillo, fresa natural, kiwi natural y ¡muchas opciones más!

Tarta de queso y plátano

  • 2 plátanos maduros
  • 4 huevos
  • 70g de harina de repostería
  • 10g de azúcar
  • 1 yogur natural sin azúcar
  • nata líquida
  • 140g de quesitos
  • 140g de queso cremoso.

Batimos dentro de un bol los huevos y el azúcar. A continuación, añadimos el yogur natural, la nata y los plátanos, y seguimos batiendo hasta obtener una masa cremosa bastante fina. Cuando la masa esté bien fina, añadimos el queso cremoso y los quesitos, consiguiendo que se deshagan del todo y se mezclen con el resto de la masa, con la ayuda de la batidora. A continuación, añadimos la harina a la masa, muy poco a poco, intentando que la masa quede fina y con pocos grumos. ¡No os distraigáis! Seguidamente, engrasamos el molde a utilizar con mantequilla y espolvoreamos harina por encima. Vertemos la masa en el molde y, cuando el horno alcance los 180°C, metemos el molde y lo dejamos hornear unos tres cuartos de hora.

Tarta de queso y melocotón

  • ½kg de requesón
  • 2 melocotones
  • 125g de harina
  • 75g de mantequilla
  • 4 yemas de huevo
  • ½l de nata
  • 180g de azúcar
  • 3 láminas de gelatina
  • zumo de 2 limones
  • agua
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • un chorro de licor de naranja
  • un poco de nata líquida
  • 4 hojas de menta.

Ponemos las hojas de gelatina en remojo en agua fría. Cuando se ablanden, las diluimos en el zumo de limón caliente. En un bol, añadimos la harina, la mantequilla derretida, 30g de azúcar y una yema de huevo, y amasamos hasta que quede una masa homogénea. La extendemos en un molde circular desmontable y horneamos a 180°C durante 10 minutos. Lo dejamos enfriar. ¡Fácil, ¿no?! Montamos la nata con una batidora de varillas eléctricas. Añadimos el requesón, 120g de azúcar y tres yemas de huevo en una jarra y batimos bien. Vertemos el zumo de limón con la gelatina y seguimos batiendo hasta que quede una crema homogénea. Lo mezclamos con la nata con movimientos suaves y rellenamos la tartaleta. Lo introducimos en el frigorífico durante unas 2 horas hasta que endurezca. ¡No tengáis prisa! Pelamos dos melocotones, los cortamos en lonchas finas y cubrimos la superficie de la tarta con uno de los melocotones. Para la salsa, ponemos el otro melocotón troceado en una jarra, agregamos el azúcar moreno, el chorrito de licor y la nata, y lo trituramos todo. Calentamos una sartén, agregamos 3 cucharadas de azúcar y lo fundimos hasta conseguir un caramelo, que utilizaremos para salpicar la superficie. Por último, decoramos con unas hojas de menta y acompañamos la tarta con la salsa. ¡A comer!

Tarta de queso alemana:

Para la base:

  • 200g de harina de repostería
  • 50g de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 50g de mantequilla
  • ½ sobre de levadura.

Para la crema:

  • ½l de leche entera
  • 200g de azúcar
  • 2 huevos (claras y yemas por separado)
  • 1 sobre de preparado para flanes
  • queso cremoso
  • limón rallado.

Para hacer la base de la tarta, ponemos los huevos batidos y la harina junto con la levadura en un bol, y removemos. Añadimos la mantequilla ligeramente derretida y mezclamos hasta que quede homogéneo. Hacemos una bola con la masa y la guardamos envuelta en papel transparente en la nevera. ¡Listo! A continuación, preparamos la crema. Batimos en un bol las yemas de los huevos junto al azúcar, después, se añaden los demás ingredientes, excepto las claras, y añadimos un chorrito de aceite, y mezclamos todo muy bien. Por otro lado, batimos las claras hasta que se monten con un poco de sal y azúcar y unas gotitas de limón. Una vez montadas, añadimos a la mezcla de la crema que tenemos y la vamos incorporando removiendo continuamente. ¿Os atrevéis a probarlo?

Por último aquí os dejamos dos recetas de tarta de queso que os animamos a probar. Una es nuestra tarta de queso especial con yogur griego. La otra no es exactamente una tarta de queso, pero os animamos a probar esta original tarta de espinacas con queso de cabra.

Una buena receta de tarta de queso nos ayudará a terminar cualquier comida con el mejor sabor

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.