{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El tiempo pasa por todos de la misma manera, por lo que es inevitable que llegadas a cierta edad, en torno a los 45-50, comencemos a ser más conscientes de las marcas o pequeñas arrugas que surcan nuestro rostro. Y la verdad es que no tenemos por qué preocuparnos, puesto que es algo natural. Esta etapa de la vida está para disfrutarla, para salir con nuestras amigas, practicar deporte y, sobre todo, sentirnos bien con nosotras mismas.

La gimnasia facial es un método que nos permite fortalecer la musculatura de la cara, tonificando y mejorando el aspecto de nuestro rostro. ¿Quieres saber cómo practicarla? Aquí te dejamos una tabla de ejercicios que te ayudarán a corregir la flacidez de la piel, a mejorar la elasticidad de los músculos y a activar la circulación sanguínea

Hoy te dejamos varios típos específicos de gimnasia facial

  • Gimnasia facial para el surco nasogeniano
  • Gimnasia facial para la papada
  • Gimnasia facial para los ojos
  • Gimnasia facial antiarrugas

Gimnasia facial para el surco nasogeniano

El surco nasogeniano comprende la zona de los pómulos, mejilla y alrededores de la boca. Para identificar este surco podemos colocar ambos dedos índices en posición vertical justo detrás de las aletas de la nariz, bajando hasta tocar los extremos de la boca y formando una especie de triángulo.

  • Ejercicio 1: colocamos las manos en la posición que hemos señalado y tiramos de los pómulos hacia arriba. Simultáneamente hacemos fuerza con la boca abierta hacia abajo.
  • Ejercicio 2: cogemos aire llenando los carrillos de la boca. Colocamos los dedos sobre los labios intentando que la boca no suelte el aire. Se trata de que hagamos fuerza intentando sacar el aire a pesar de la resistencia.
  • Ejercicio 3: colocamos la base de la palma de las manos en los pómulos y tiramos hacia arriba. Mientras tiramos, intentamos cerrar la boca lo máximo posible, intentado pronunciar una “u”.

Gimnasia facial para la papada

Nos centraremos ahora en esta zona entre el cuello y la barbilla. Con esta serie de ejercicios sencillos podemos trabajar la papada hasta reducirla visiblemente.

  • Ejercicio 1: nos colocamos sentadas, con la espalda recta y los hombros alineados. Echamos la cabeza hacia atrás e intentamos sacar el mentón hacia fuera lo máximo posible.
  • Ejercicio 2: Realizamos el mismo ejercicio que en el caso anterior, pero en esta ocasión nos centraremos en intentar sacar la lengua lo máximo posible, apuntando hacia arriba.
  • Ejercicio 3: mirando hacia el frente componemos una sonrisa forzada. Tenemos que intentar llevar el mentón y los extremos de la boca hacia las orejas. Durante la realización de este ejercicio contraeremos la zona del cuello y la papada.

Gimnasia facial para los ojos

Llega ahora el momento de trabajar la parte superior del rostro. Estos ejercicios nos servirán para relajar las líneas de expresión que rodean nuestra mirada.

  • Ejercicio 1: este ejercicio sirve para relajar los músculos que rodean los ojos. Colocamos la punta de los dedos índice en el rabillo del ojo. Con la cara relajada, presionamos ambos dedos sobre la piel, uno en dirección ascendente, hacia el extremo de la ceja, y otro en dirección descendente.
  • Ejercicio 2: continuamos con un ejercicio parecido que nos ayudará a activar la circulación en la zona de la ojera. Colocamos el dedo índice próximo al lagrimal del ojo, presionamos y arrastramos sobre la piel, trazando una semicircunferencia que abarque la ojera y siga por el rabillo del ojo hasta la sien.
  • Ejercicio 3: Por último, vamos a trabajar la zona de la ceja.Relajamos el rostro y cerramos los ojos. Colocamos los dedos debajo de las cejas y las elevamos lo máximo que podemos mientras hacemos fuerza con la frente intentando bajarlas.

Te recomendamos que hagas unas 10-15 repeticiones de todos estos ejercicios en series de 3. Solo te llevará unos minutos y podrás ver resultados si lo practicas de manera regular.

Gimnasia facial antiarrugas

Aquí tienes algunos ejercicios más específicos para tratar las arrugas de nuestro rostro:

Ejercicio para reducir patas de gallo

Relajamos la cara y elevamos las cejas todo lo que podamos. Colocamos la punta de los pulgares en los rabillos de los ojos, apretamos todo lo posible y cerramos los párpados. Notaremos una pequeña vibración en las arrugas de esta zona.

Ejercicio para reducir las arrugas de la frente

Vamos a trabajar las arrugas horizontales que surcan nuestra frente. Podrás notarlas si frunces el ceño y te fijas en esta zona específica. Para realizar este ejercicio, colocamos los dedos de ambas manos sobre la frente, en el nacimiento del pelo, y empujamos con fuerza hacia arriba. Mientras tanto trataremos de bajar las cejas haciendo fuerza con ellas.

Ejercicios para reducir las arrugas de la boca

Colocamos los dedos índices en las comisuras de los labios, estirándolos para que no se formen arrugas. Presionamos los labios con fuerza y sonreímos, pero sin abrir la boca. Notaremos la tensión de los músculos. Torcemos la boca a ambos lados, derecha e izquierda, arriba y abajo. Mantenlos unos pocos segundos en cada posición.

Antes de practicar tus ejercicios de gimnasia facial, recuerda desmaquillarte bien, lavarte la cara y darte crema, de esta manera tus dedos se deslizarán con más facilidad por la piel.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.