{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Seguro que ya te gusta el yogur para desayunar o para comer entre horas y seguro que te encanta su frescor y cómo puedes personalizarlo para que se adapte a cómo te sientes en cada momento. Pero, ¿sabías que el yogur tiene mucho más que ofrecerte? Sigue leyendo para descubrir cinco propiedades menos conocidas de este alimento delicioso y clave en un estilo de vida saludable.

1. El yogur como parte de una dieta equilibrada.

Con sus 71 kcal por cada 100 g, el yogur constituye un alimento excelente para disfrutar a cualquier hora del día. También puedes usarlo para marinar el pollo antes de cocinarlo y que así se mantenga jugoso sin necesidad de añadir prácticamente grasa. ¡No está nada mal!

2. Los microorganismos del yogur facilitan la digestión de la lactosa

Las bacterias lácticas que actúan en la fermentación de la leche son las responsables de conseguir esa textura que hace que el yogur se funda en la boca. Aun así, sus beneficios van mucho más allá del tarro. Una vez ingeridas, dichas bacterias se alojan en el intestino, donde descomponen la lactosa y facilitan su digestión para aquellas personas que tienen problemas para digerirla1.

3. El yogur, una delicia para después del gimnasio.

Después de una sesión de entrenamiento, nuestro cuerpo pide a gritos algún sustento. Como ya sabemos, conviene evitar los alimentos con un alto contenido en grasas y azúcares, así que el yogur se presenta como una alternativa rápida, fácil y saludable. Dado que es una gran fuente de calcio2, para los deportistas es una buena manera de mantener los huesos sanos. Además, nos ayuda a refrescarnos y a recuperar los nutrientes que hemos perdido durante el ejercicio.

4. El yogur, un tentempié muy práctico

El yogur bebible también es una opción fácil y práctica que podemos meter en una bolsa térmica para beberlo en un pequeño descanso del trabajo, llevárnoslo de picnic o consumirlo prácticamente en cualquier parte.

5. El yogur: ¿también como tratamiento de belleza?

Quién lo iba a decir. Además de sus propiedades nutricionales, el yogur también se utiliza por sus posibles beneficios como tratamiento de belleza. Hay quien aprovecha su contenido en ácido láctico para reparar los labios cortados. Otras personas se lo aplican como tratamiento facial, como bálsamo calmante después de quemarse al sol, o incluso como mascarilla capilar. ¿Serán sus propiedades secretas?

El yogur, fuente de bienestar para el rey Francisco I de Francia

Consumido en Oriente Medio desde el siglo XI, el primero que probó el yogur en Francia fue el rey Francisco I. Se dice que un yogur preparado por un médico turco fue el que le curó de sus dolores crónicos de estómago. Ahora bien, dado que este se negó a compartir sus secretos, al resto no nos quedó más remedio que esperar a que el Instituto Pasteur investigara sobre los fermentos del yogur.

 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder