Equilibra la relación familiar

Compartir
Añadir a favoritos

Durante los primeros meses es normal que el bebé ocupe la mayor parte de vuestro tiempo y dedicación. Entre las tomas, los pañales, seguro que no puedes pensar en otra cosa y es fácil que llegues a descuidar tu relación de pareja, o que incluso pueda a llegarse apartado o incluso fuera de la familia.

Buscar tiempo para disfrutar de la pareja

Estos consejos te pueden ayudar a hacer que vuestra relación sea más fuerte que nunca:

  • ¡Hablad! Al contaros cómo os sentís, seguro que aliviáis cualquier tensión que se haya producido entre vosotros. Y procurad hablar de algo que no sea el bebé, para que no se convierta en vuestro único punto de conexión.
  • Haz que se implique: dejará de sentirse apartado y te descargará un poco a ti también. Después de pasarse 9 meses compartiendo tu emoción y nerviosismo, tu pareja ya puede dedicarse al cuidado de vuestro bebé. ¿Y si compartís las tomas del biberón?
  • Reservad un tiempo y haced algo juntos, como disfrutar de una comida rica, hablar sobre el día que habéis tenido o haceros mimos en el sofá.