Arroz verde

  • Dificultad:

    Media

  • Raciones:

    4

Compartir
Añadir a favoritos

“Cómo hacer arroz verde: una receta rápida y sencilla”

Ingredientes

  • Arroz

    1 taza grande

  • Cilantro

    1 manojo

  • Espinacas

    2 puñados

  • Cebolla

    1/2 unidad

  • Ajo

    3 dientes

  • Zumo de limón

    2 cucharadas

  • Caldo de pollo o agua

    2 tazas

  • Filete de pollo

    4 unidades

  • Ajo en polvo

    Al gusto

  • Perejil picado

    Al gusto

  • Aceite de oliva

  • Sal

    Al gusto

  • Activia Natural

    1

¿Cómo se prepara?

  • 1

    Antes de comenzar a cocer nada, lo primero que se necesita para preparar un buen arroz es lavarlo. Se debe colocar sobre un escurridor o recipiente y cubrirlo con agua tibia. Se deja en remojo, se escurre y se lava nuevamente con un chorrito de agua del grifo hasta que el agua que suelte salga clara. De esta manera le quitamos el exceso de almidón.

  • 2

    A continuación preparamos las verduras. Este tipo de arroz admite variedad de ellas, pero siempre debemos procurar que sean de tallo verde para que luego el arroz adquiera este color. Lavamos y cortamos verduras como perejil, acelgas, espinacas o cilantro. Para añadirle el toque picante, este arroz también puede llevar un chile poblano o jalapeños verdes.

  • 3

    Sofreímos las verduras en una sartén junto con unos dos vasos de agua o de caldo de pollo, preferiblemente, para darle sabor. Mientras tanto, vamos friendo el arroz, la cebolla y el ajo en una paellera o cazo con un poquito de aceite. Cuando las verduras se hayan hecho, las trituramos, junto con el caldo y un Activia Natural, con la batidora. De esta manera obtendremos una crema verde.

  • 4

    Pasamos el caldo verde por un colador, vertiéndolo sobre el arroz al fuego. Lo ponemos a cocer hasta que el arroz absorba el caldo por completo. Añadimos un chorrito de limón y sal. Tapamos el arroz y lo dejamos cocinar durante unos diez minutos. Retiramos del fuego, separamos el arroz y lo servimos. Parece fácil, ¿verdad?

  • 5

    De hecho, podemos hacerlo más sencillo aún si, en lugar de sofreír las verduras en una sartén, las colocamos directamente en la batidora junto con el agua o el caldo y las convertimos en el puré verde que después colaremos y añadiremos al arroz. Resulta un método más rápido pero puede perder algo de intensidad en su sabor.