Crema fría de remolacha y kéfir a la hierbabuena con virutas de jamón y queso

  • Dificultad:

    Fácil

  • Raciones:

    4

  • Calorías:

    437,7

Compartir
Añadir a favoritos

“Receta básica para hacer en casa: Crema fría con Kéfir”

Ingredientes

  • Remolachas hervidas

    2

  • Pepino grande

    1/2

  • Tomates pera

    2

  • Ajo pelado y sin germen

    1

  • Aceite de oliva virgen extra

    50 ml

  • Activia Kéfir

    300 gr

  • Vinagre balsámico

    1 chorrito

  • Sal y pimienta

    Al gusto

  • Zumo de limón (o lima)

  • Hojas de cilantro picado

  • Hojas de hierbabuena

    3-4

  • Lonchas de jamón (para las virutas)

    4-5

  • Queso parmesano

    100 gr

  • Pan rallado

    15 gr

  • Semillas de chía

    -

¿Cómo se prepara?

  • 1

    Encendemos el horno y precalentamos a 180°C.

  • 2

    Mezclamos el queso con el pan rallado y lo colocamos sobre el papel de horno en 4 montoncitos separados, que aplastaremos con una cucharilla. Estiramos las lonchas de jamón en otra zona de la bandeja. El queso estará listo en 5 minutos y el jamón en unos 25 minutos.

  • 3

    Lavamos y pelamos los tomates y el pepino. Quitamos las semillas del tomate.

  • 4

    Añadimos a la batidora de vaso la remolacha, el pepino, el tomate y el ajo, batimos bien.

  • 5

    A continuación, añadimos el aceite y seguimos batiendo muy poco a poco hasta que quede con la textura deseada.

  • 6

    Añadimos entonces el kéfir, la hierbabuena, el cilantro, zumo de lima, sal, vinagre y pimienta. Removemos y conservamos en la nevera.

  • 7

    Retiramos el queso del horno con cuidado y lo dejamos sobre una superficie fría. Si la superficie es ovalada, la teja de queso nos quedará con esa forma. Dejamos enfriar.

  • 8

    Cuando ya tengamos el jamón listo, lo dejemos enfriar y lo picamos en un mortero o batidora (si lo queremos aún más fino).

  • 9

    Vertemos la sopa en un bol.

  • 10

    Ponemos unas semillas por encima, con las virutas de jamón y decoramos con el crujiente de queso. Si queremos una versión con menos calorías, podemos sustituir el jamón y el queso por bastoncitos de pepino o zanahoria.